Sultanes aprendió la lección

La moda del beisbol moderno es ganar juegos con los relevistas, no con los abridores. De esa manera, al perder la final de la Zona Norte en 2017 ante Tijuana, los Sultanes se dieron a la tarea de reforzar esa parte del equipo que creían débil.
Así construyeron una barrera de la sexta a la novena para dejar a su ofensiva la responsabilidad de venir de atrás y ganar los partidos. Los cuatro juegos que arrebataron a los Toros en la recién terminada final norteña tuvieron esa característica.
Juego Uno, estadio Monterrey. Con el partido empatado, los regios hacen una carrera a Juan Sandoval en la octava entrada y se imponen 3-2. Sus “taponeros” se encargan de colgar ceros en la séptima, octava y novena.
Juego Cuatro, estadio de Tijuana. En la novena entrada le hacen una carrera a Daniel Moskos y en la décimo primera, cuando Tijuana trae al abridor Sergio Mitre a escena, le fabrican la del triunfo. Partido clave, se empata la serie 2-2. Hay que mencionar que Tijuana hizo una en la novena para empatar. Fue de las pocas libertades que dio el relevo regiomontano.
Juego Cinco, en Tijuana. Los Sultanes empatan con dos en la séptima ante los disparos de José Domínguez (una carrera para la labor del abridor Carlos Hernández). En la novena hacen la del triunfo sobre Juan Sandoval. El cotejo termina 6-5 para los regios, que regresan a casa con ventaja de 3-2 en la serie.
Juego Seis, en Monterrey. Sobre Jesús Pirela, los Sultanes hicieron dos en la séptima y ya sobre la serpentina del zurdo Moskos, dos en la octava. El encuentro termina 6-5 y se consuma la coronación de los fantasmas grises, luego de dos derrotas consecutivas en la final del norte.
Las cuatro victorias de los Sultanes en la serie fueron por la diferencia mínima y las derrotas recayeron en los relevistas tijuanenses. La ausencia del cerrador Jason Urquídez se hizo sentir porque eso recorrió los puestos y quizás saco de sus zona de confort a algunos.
LOS RELEVISTAS
Para lograr bloquear a los Toros, los Sultanes presentaron a Atahualpa Severino, Manny Acosta, Nick Struck y Wirfin Obispo. Antes de ellos, por si el abridores no podría ir más allá de la cuarta entrada, estaban Felipe González (también era abridor), Adrián Castillo, Nicolás Heredia, Marcos Rivas, Gonzalo Ochoa y Rafael Ordaz. Edgar González salió de la rotación de abridores e hizo un gran relevo en Tijuana.
Los abridores de la serie fueron el zurdo José de Paula (que en su momento llegó por un relevista y se pensaba que fuera a ocupar ese rol); el zurdo Marco Tovar (el más consistente de los abridores), Jorge Reyes (que estuvo mal ante Monclova, pero se creció contra los Toros) y Felipe González, quien hizo las dos funciones: relevo y apertura.
LA OFENSIVA
Es obvio que un relevo sin apoyo ofensivo no puede ganar los partidos. Además de buenos relevistas, los Sultanes sumaron este año a Ramiro Peña, Sebastián Elizalde y Yadir Drake. Se deshicieron de Luis Juárez y Walter Ibarra para traer a Ricky Alvarez y Francisco Lugo. Chris Roberson siguió siendo el líder del equipo, Ramón Ríos el jugador que siempre cumple y Arturo Rodríguez se ganó la confianza en la receptoría que no le habían dado antes. Ni hablar de Agustín Murillo que cuando no puede batear, con el guante evita muchas carreras.
Se armó un equipo tan competitivo que los Sultanes se dieron el lujo de sacar del roster a Daniel Mayora (subcampeón bateador de la temporada 2017). El venezolano sigue perteneciendo a los regios y de no tener cabida en el plantel, quizás lo presten a otro club.
LA LECCION
Los Toros de Tijuana llegaron a la serie final de la Zona Norte 2018 con uno de los mejores cuerpos de pitcheo de la liga, pero la ausencia de Urquídez les perjudicó. El cerrador va a Japón y la prioridad es conseguir quién ocupe su lugar. Se esperan algunos movimientos entre los relevistas del equipo y se dará también el regreso de Justin Greene, quien causó baja ante de que empezaran los playoffs.
Así como ellos mostraron en 2017 a los Sultanes que los juegos ahora se ganan con los relevistas, se preparan ahora para conseguir esos brazos que los hagan pelear por el título del torneo Otoño 2018 de la LMB.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado