¿Vale la pena clasificar de esta manera?

La temporada 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico se nos está yendo como agua entre las manos y sólo restan 18 partidos para que termine el calendario regular.

Seis de los 10 equipos que conforman el standing están jugando bajo los .500 de porcentaje en ganados y perdidos, lo que nos indica un dominio de cuatro clubes: Obregón, Jalisco, Hermosillo y Culiacán.

A la postemporada clasifican 8 de 10, y quizás veamos dentro del playoff equipos que jugaron hasta cinco o más partidos debajo de los .500.

En esa situación están los Sultanes de Monterrey, que después de una primera vuelta sorprendente donde quedaron en el quinto lugar y se embolsaron seis puntos, ahora están viviendo una segunda mitad de gatos negros: 3-11.

Y no es que los Sultanes sean muy malos, es que por ser equipo de expansión su roster es “limitado” y a eso sumémosle que se le fueron sus dos mejores relevistas cortos: Chris Ellis y Ralph Garza.

¡Cómo han hecho falta esos dos brazos!

Monterrey ha jugado 14 partidos en la segunda vuelta y en ocho de ellos la diferencia en la pizarra ha sido de una carrera… o menos. Y cuando digo menos es porque un encuentro quedó empatado ante los Mayos de Navojoa 6-6 en 11 entradas por límite de tiempo.

Los Sultanes le han dado pelea a todos, grandes y chicos, pero les ha faltado ese cerrador que puede mantener una ventaja mínima.

Ante los Yaquis de Ciudad Obregón, el fin de semana pasado, perdieron tres partidos por la mínima diferencia: 2-1, 8-7 (14 entradas) y 1-0.

En el juego de los 14 innings, dos veces tuvieron la ventaja, pero Obregón se encargó de empatar y al final ganar el cotejo.

Sus abridores han hecho buen trabajo, pero se acaba de lastimar José Oyervidez y eso deja un hueco que, al parecer, no hay con quien llenar.

Esos son los problemas de los equipos de expansión, como Sultanes y Guasave, que se formaron con los peloteros que los otros equipos ya no quisieron proteger.

El talento joven es muy joven y los veteranos ya están de salida. No hay un punto medio.

Monterrey tiene récord general en las dos vueltas de 21 ganados y 28 derrotas, pero hay dos clubes en este momento que están debajo de ellos: Guasave (20-28) y Navojoa (17-31). Pero la clasificación no se da por las cifras generales, sino por los puntos.

En ese renglón, Sultanes suma en este momento 9.5 puntos y supera a Guasave (9) y Navojoa (8.5). Mexicali y Mazatlán también tienen 9.5.

De esa manera y de continuar la tendencia actual, los Sultanes podrían clasificar a la postemporada aún quedando en el sótano de la segunda vuelta y eso sería gracias a que otros dos clubes lo hicieron peor que ellos.

¿Vale la pena clasificar de esa manera?

Sea usted, amigo aficionado, el juez que conteste esta pregunta y deje su comentario en este post o bien llámeme esta tarde de martes a los teléfonos de RG 690 La Deportiva (888-0690-1 y 888-0690-2) a partir de las cinco de la tarde cuando empieza el programa Bateo Libre. Con gusto debatiremos sobre este punto.

¿Vale la pena clasificar de esta manera?

Usted tiene la respuesta.

#hitazo #hectorbencomo

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado