¿Regresarán dos equipos?

Por la mala imagen de jugar con sólo 12 equipos, cuando se tenían 16, y la flojera de repetir rivales cada dos o tres semanas, la LMB podría aceptar que dos equipos (Puebla y Aguascalientes) regresen para jugar la temporada 2019.

Cuando menos ese es el rumor de pasillos entre directivos y periodistas. Quedan sólo 14 días para la asamblea de Las Vegas, donde supuestamente se deben repartir los peloteros de Puebla, Rieleros, Laguna y León, que pidieron no participar en el próximo torneo veraniego.

Recibir de nuevo a estos dos clubes representa un calendario de juegos diferente a los que ya se tienen planeados y esto toma tiempo, así que hay que trabajar a marchas forzadas si se quiere salvar una campaña con 14 clubes, un número que parece ideal para ofrecer buena calidad de pelota.

LA SUBASTA

Han pasado tres subastas y existe la posibilidad de una más, en la que terminen de “vender” a los jugadores de Bravos de León. Hasta el momento sólo seis peloteros de esa franquicia fueron comprados y quedan elementos de buena calidad por adquirir. La LMB ha recuperado 4.1 millones de pesos.

El sistema de la subasta es como las que vemos en la televisión. El equipo interesado manda un correo a la LMB con el dinero que está dispuesto a pagar por determinado elemento. Si hay dos clubes disputando un mismo jugador, la liga interviene y se hace una puja entre ellos hasta que surge un ganador.

Dicen que así fue el caso de Niko Vázquez la semana pasada. Tijuana y Monclova se trenzaron en un duelo de ofertas hasta que los Toros hicieron la definitiva: un millón 600 mil pesos. Es el pelotero más caro en este sistema de subastas, hasta hace unos días desconocido en la LMB, y del cual la liga no ha informado al respecto… aunque existe irremediabalemente.

Por cierto, este 26 de noviembre es el día límite para pagar los montos ofrecidos por esos peloteros y en caso de no cumplir, serán regresados a la franquicia original. El dinero recaudado es para cubrir deudas que León tiene con la liga.

En cuanto al draft de diciembre (si se lleva a cabo) los equipos escogerán según hayan quedado en el standing global de los dos torneos cortos. No podrán ceder su lugar a otro equipo, aunque les ofrezcan dinero o peloteros a cambio. Trascendió también que una vez que seleccionen a los jugadores, no podrán cambiarlos.

Con esto se trata de evitar que los equipos “ricos” puedan quedarse con lo mejor que hay en el draft y que siga la polarización del beisbol nacional.

SEGUIMOS EN PENUMBRAS

Cuando un manager o un pelotero se quejan de que el beisbol no recibe la suficiente propaganda para llegar hasta el más recóndito espacio de nuestro globo terráqueo, de veras que todavía nos mueve a soltar el grito y vituperar contra todos aquellos que hacen del futbol el deporte más visto del mundo.

Pero la experiencia de tanto años en esto nos baja la “calentura” y decimos: “Si al que hace el beisbol no le importa si se habla o no de él, nosotros qué podemos hacer”.

Venga todo esto a colación porque después de que muchos se rasgaron las vestiduras ante la poca difusión que recibió el torneo sub 23, en el que México ganó la medalla de oro (pese a la Femebe y la LMB) ahora vemos que ni la Liga Mexicana se ha preocupado seriamente por sus muchachos sub 18 que disputan el premundial de categoría menores de 18 años.

Ha sido un problemón encontrar información suficiente al respecto y qué decir de transmisiones de televisión o internet. Haga usted de cuenta que luego de la famosa asamblea de Morelia, en la que la LMB quedó reducida a 12 equipos, pues todos se fueron de vacaciones.

Hubo presentación en la Academia Alejo Peralta (ahora rebautizada Centro de Alto Rendimiento) y a la convocatoria fuimos tres personas (una de ellas a pasear, solamente).

Se subieron videos de entrevistas, fotos y se les dio la “buena suerte”.

¿Y luego? A buscar y buscar información porque a diferencia del sub 23, este torneo como que no es de los estelares de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol y simplemente no hay tele.

Y ni la Femebe ni la LMB tienen alguna persona de comunicación informándonos los pormenores del evento. ¿Será muy caro? ¿Estarán muy ocupado?

Por eso, si ahora alguien vuelve a quejarse de que no hay difusión del evento, ya no voltearé a ver con odio a los amos del futbol que ya me tienen harto de la Liguilla. Seguiré preguntándome ¿quién debe promover el beisbol?

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado