¿Y si la LMP vendiera jugadores?

Porque en sus tierras se dan muchos y muy buenos peloteros, la Liga Mexicana del Pacífico estaría dispuesta a entrarle a la compra-venta de jugadores, siempre y cuando las Ligas Mayores den la luz verde en ese convenio que le tienen congelado desde hace meses a la LMB.

Esa es la idea que vertió Omar Canizalez, el presidente de la Liga Mexicana del Pacífico en entrevista de radio realizada por nuestro buen amigo de Monclova, Javier Flores.

Canizalez dijo que ellos siempre respetaron el “acuerdo no escrito” en el que la Liga Mexicana de Beisbol era el único organismo capaz de vender peloteros a los Estados Unidos.

El caso es que en estos momentos no existe convenio, escrito o de palabra, y las Ligas Mayores deberán informar en las reuniones invernales de diciembre (Winter Meetings para los que fueron a escuela bilingüe) si se mantiene o sufre algunas modificaciones.

“Estamos en la mejor disposición de hacerlo”, dijo Canizalez y agregó que la LMP se juega en tierra fértil de peloteros. “Si revisan los lugares donde nacen más peloteros es en Sonora, Sinaloa, Baja California y un poco menos Jalisco”.

Desde hace unos meses, la MLB decidió “congelar” la compra de jugadores y puso en un limbo legal el asunto. Sin embargo, los equipos mayoritarios siguieron adquiriendo jóvenes prospectos directamente con los padres de familia o con la Academia González, que hace unos días informó que ha vendido cinco peloteros en este 2018.

Hasta hace un año, los únicos que podían vender jugadores a la MLB eran los equipos de la Liga Mexicana de verano e incluso, retenían sus derechos de retorno. Pero algunas situaciones anómalas orillaron a los directivos del mejor beisbol del mundo a cancelar el acuerdo… hasta nuevo aviso.

ESTAMOS EN ASCUAS

Todavía no se sabe sobre la decisión que tomará la MLB sobre ese famoso convenio de compra-venta de peloteros. Hace tres semanas, José Maiz García, presidente de los Sultanes, dijo que las charlas iban en dar un bono al jugador y un 35 por ciento extra de ese bono a los equipos nacionales.

Lo que no se ha dicho, y es lo más importante, es si sólo la LMB podrá vender o si todo mundo va a poder entrarle al negocio.

En México ya hay muchos que se frotan las manos esperando un mercado libre e incluso hay personas extranjeras listas para entrar al quite y hacerse ricos con los chamacos mexicanos con talento para el juego.

LUZ Y SOMBRA

Mientras la Liga Mexicana de Beisbol acaba de anunciar la salida de cuatro equipos para la temporada 2019, la liga de la costa vive una temporada reñida, incluso con jugadores mexicanos que vienen de Ligas Mayores.

“Lo mejor es trabajar coordinados con todos los directivos de la liga”, dijo Canizalez. “Tenemos unidad y una visión compartida con mis ochos presidentes de equipo. Aquí se trabaja de la mano y la rivalidad es sólo el terreno de juego”.

Agregó que están dispuestos a dialogar con todas las instancias del beisbol como la LMB, la Femebe, la MLB y WBSC.

“Siempre ha habido un total respeto a las decisiones que tome la Liga Mexicana de Beisbol. Nosotros siempre vamos a respetar, especialmente cuando nos respeten a nosotros también”, comentó.

En 2017, la Liga Mexicana de Beisbol alargó su calendario y terminó en octubre, propiciando que la LMP subiera su número de extranjeros hasta 12 durante la primera vuelta, esto para contrarrestar a los jugadores mexicanos que por terminar tarde su participación en verano, reportaron tarde al invierno.

LAS PALABRAS DE MAGDALENO

El lunes pasado reapareció Roberto Magdaleno, el hombre que por más de 31 años dirigió los destinos de los Sultanes de Monterrey desde su escritorio. Si hay alguien que conoce las entrañas de la Liga Mexicana es este capitalino que se forjó luchando contra la dictadura de Pedro Treto Cisneros, quien era apoyado en su gestión por Roberto Mansur, en esa época dueño de los Diablos Rojos.

Dijo que precisamente Mansur, Chito Rodríguez (entonces con los Tigres) y Plinio Escalante (entonces presidente de la LMB) le propusieron tomara la riendas de la liga.

Pero Roberto tenía todo el control de los Sultanes, era su reino que le costó tantos años levantar y no lo iba a dejar así como así.

Recuerdo cómo en aquella asamblea de enero de 2017 fue, junto con Pepe Maiz y Mansur, los personajes que destituyeron a Plinio y tomaron por la fuerza el control de la liga en detrimento de un consejo en el que estaban José Antonio Mansur, Gerardo Benavides y Alberto Uribe, entre otros.

“Está bien que quieran hacer un cambio, pero no a costa de borrar todo el biesbol”, dijo ahora Magdaleno respecto a los nuevos directivos que colocaron a Javier Salinas en el lugar que le habían ofrecido a él.

“Muchas decisiones no han sido tomadas con un buen análisis”, dijo, y agregó que no estaba de acuerdo con el doble torneo de 2018, primer cambio que se instituyó en la era de Javier Salinas y que resultó un fracaso.

Nadie puede negar que la base de jugadores que llevaron a los Sultanes al campeonato fue gracias a sus años de trabajo, pero tampoco se puede ocultar que su relación con José Maiz García, el presidente del equipo, estaba casi en ceros, a tal grado que en este momento no tienen comunicación.

Sobre Javier Salinas dijo que “sabe de mercadotecnia, peor nunca ha estado en el beisbol… y el beisbol es mucho de feeling”.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado