Toros y Sultanes comparten la cima

En un partido intenso, como si fuera el séptimo de una serie final, los Toros vencieron 10-7 a los Sultanes y quedaron empatados en la cima de la primera vuelta de la temporada 2019 de la LMB.

Astados y regios comparten 7.5 puntos porque finalizan con el mismo porcentaje de ganados y perdidos.

El encuentro, que duró cuatro horas y 31 minutos ante 9 mil 814 personas, fue emocionante de principio a fin, con errores mentales, batazos, robos de base, expulsiones, protestas y mucha entrega de ambos conjuntos.

Tijuana tenía ventaja de 3-0 al cerrar la tercera entrada y fue entonces que los Sultanes empataron. El batazo clave fue un cuadrangular de dos carreras por parte de Yamaico Navarro ante Orlando Lara.

En la sexta, los Toros fabricaron dos más. Una con error de tiro de Murillo y elevado de sacrificio de Luis Cruz.

Isaac Rodríguez conectó jonrón solitario en la séptima para poner la pizarra 6-3, algo que parecía cómodo tomando en cuenta que Tijuana tiene la mejor efectividad en su pitcheo colectivo.

Pero los Sultanes hicieron caso omiso de esa estadística y no sólo empataron, sino que se fueron arriba con un cuadrangular de Chris Roberson ante Maikel Cleto.

Los visitantes no tardaron mucho en responder y fue Junior Lake el que dio una cátedra de pundonor en la jugada que describiré enseguida:

Embasado en primera, Lake salió en corrido y bateo; Leandro Castro sacó rola de botes alto por el short. Lake llegó a salvo a la intemedia y cuando Zazueta hizo el tiro a primera aceleró y llegó de cabeza a la esquina caliente. El tiro de Víctor Hugo Mendoza llegó picado y Murillo no lo pudo contener. Lake no lo pensó dos veces y se fue con todo hacia el pentágono para anotar la del empate.

Clase de jugada de este pelotero que no sólo es tronquero, sino que corre, fildea y carga a su equipo en la espalda. ¡Peloterazo!

Así las cosas, se llegó la novena entrada con el juego 7-7 y vino Wirfin Obispo a la loma. Líder de rescates de la primera vuelta con 19, en esta ocasión no estaba en juego el salvamento, sino mantener a su equipo en la pizarra para intentar rematar el el cierre.

Obispo concedió un pasaporte y cuando le lanzaba a Xorge Carrillo lo golpeó con un lanzamiento en el hombro. El ampayer principal lo expulsó de inmediato provocando la ira de los aficionados y del cuerpo ténico de los regios.

Vino al relevo Dallas Martínez, un serpentinero que estaba lesionado y sin actividad por semanas. Logan Watkins le conectó sencillo impulsador de una; Lake recibió transferencia y la décima entró en error del primera base.

El daño estaba hecho y aunque los Sultanes emabasaron a su primer corredor de la novena, todo terminó cuando Chris Roberos, el mismo del jonrón de tres carreras, roleteó para doble matanza haciendo ganador a Jake Sánchez.

Con este juego terminó la primera vuelta y los Sultanes y Toros de Tijuana quedan empatados en el primer sitio. Monclova se queda con seis puntos, Tecos con cinco, Saltillo con cuatro, Durango y Aguascalientes con 2.5 y Laguna con un punto.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado