Walter, feliz en Yucatán

ZAPOPAN.- Considerada la suya como una contratación top de los Leones de Yucatán para 2018, Walter Ibarra parece haber ya borrado de su mente las tres últimas campañas con los Sultanes de Monterrey, para iniciar un nuevo camino con los melenudos.

Así, el sinaloense, quien alguna vez fue prospecto de los Yanquis de Nueva York se presenta en la selva yucateca, donde afirma querer dejar raíces.

“Ahí vamos a estar, primero Dios, a tratar de jugar fuerte todos los días, a defender la ciudad, eso es a lo que uno va desde lejos de su casa, a sembrar nuevas raíces y vamos a echarle ganas para lograr el campeonato”, afirmó el refuerzo de los Tomateros de Culiacán que representa a México en la Serie del Caribe.

Con su nuevo equipo, Ibarra se encontrará con viejos conocidos y amigos como el caso del lanzador cubano Yoanner Negrín, y aunque en muchas ocasiones se han enfrentado durante las temporadas, incluidos otros jugadores del equipo melenudo, la rivalidad deportiva no está reñida con los lazos de amistad que los unen como compañeros de profesión.

“Créeme que voy feliz para la organización de los Leones de Yucatán”, expresó el originario de Mocorito.

Cuando los “Fantasmas Grises” visitaban el Parque Kukulcán, Wálter Ibarra quedaba maravillado por todo lo que podía percibir en su estancia en la tierra del Faisán y el Venado.

Por esa razón, reiteró su satisfacción por ir a Yucatán, pues le agradó el estadio, la forma en que la afición apoya a las fieras y también la ciudad, la que calificó de hermosa.

Después de su participación con México, Ibarra reportará con los Leones para la pretemporada que arranca el próximo 21 de febrero.

Señaló que pondrá especial atención al mejoramiento físico porque sabe que en la capital yucateca hace un poco de calor y tratará de cuidarse bien para rendir al máximo. 

Reconoció en el director deportivo, David “El Chile” Cortes, con quien trabajó, junto con Luis Juárez, con los Caballeros Águilas de Mexicali en la Liga Mexicana del Pacifico (LMP), a la persona que le tiene mucho aprecio y cariño, pues fue el directivo de las fieras el que los llevó al equipo bajacaliforniano.

“Es una persona que cree en mi y también hay que agradecerle a los dueños, a la organización de Yucatán, por confiar en mí y en mis servicios”, indicó.

Le pidió a la afición que siga apoyando al equipo pues se comprometió a echarle las ganas para darles el ansiado campeonato.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado