¿Cambios correctos?

Los Sultanes de Monterrey eran un equipo que no se caracterizaba por dejar ir peloteros mexicanos a otros equipos tan fácilmente. En la nueva administración encabezada por el gerente deportivo, Miguel Flores, cuando menos nueve jugadores nacionales han salido del equipo en el lapso de una año.

Sultanes formó a través del tiempo una de las canteras más sólidas del beisbol mexicano. En este preciso momento se tiene una base sólida por el trabajo de los directivos que estuvieron a cargo en el pasado. Si Ramiro Peña, Sebastián Elizalde y Alí Solís han regresado de los Estados Unidos es como “herencia” del gerente anterior. El equipo se mantiene de pie con los jugadores de los últimos años como Agustín Murillo, Ramón Ríos, Arturo Rodríguez, Chris Roberson, Marco Tovar, Wirfin Obispo. Las nuevas adquisiciones no han sido clave para mejorar el conjunto.

LOS CAMBIOS

En 2017, para conseguir a Yadir Drake se mandaron tres elementos a Durango: el infielder Moisés Gutiérrez y los pitchers Juan Rodríguez y Edgar Torres.

En invierno se realizó uno de los movimientos más criticados: Luis Juárez y Walter Ibarra pasaron a Yucatán por Ricky Alvarez y Francisco Lugo. Este cambio resultó parejo hasta la serie final, cuando Alvarez “entró en un slump” y Juárez fue la figura en el campeonato de los Leones sobre los Sultanes.

Si a todas luces era un cambio “disparejo”, ahora lo es más, ya que Alvarez y Lugo visten desde este martes la franela de los Rieleros de Aguascalientes, porque los mandaron allá (además del pitcher Néstor Molina) por el extranjero Félix Pérez, quien todavía hasta 2017 pertenecía a los regios y simplemente lo dejaron libre.

Hasta donde llevamos este recuento, ya son siete jugadores mexicanos (de esos que no se dan en maceta) fuera del equipo, a cambio de dos extranjeros y el mexicoamericano Gabe Aguilar.

Pero, a mitad del torneo Primavera 2018, los Sultanes se deshicieron de su mejor lanzador nacional, Javier Solano, quien pasó a los Tigres de Quintana Roo por Jesús Castillo Ripalda. Solano es sin duda un pilar del pitcheo felino y a Castillo lo han relegado como relevista intermedio con poca actividad.

La salida de Solano, que no fue explicada oficialmente por el club, no se debió a temas deportivos, pero la gerencia actuó de manera precipitada y no obtuvo a cambio lo que necesitaba. Quizás debieron tener paciencia y buscar una mejor solución al problema.

Por último, hace unos días cedieron el contrato de Ken Sigman a los Tecolotes de los Dos Laredos. El pitcher sonorense que pintaba para grandes cosas se pasó todo este verano lanzando en la Liga del Norte y cuando terminó su participación allá, lo mandan al equipo fronterizo.

Además de los jugadores mencionados, los Sultanes dejaron ir al venezolano Daniel Mayora, un jugador que en 2017 acechó con Durango la marca de más hits conectados consecutivamente y que había llegado a los regios a cambio de dinero. Ahora Mayora es titular indiscutible en Laredo junto con otro sultán, Domonic Brown, a quien lo anunciaron como la contratación “bomba” de 2018.

Por si fuera poco, hace una semana le dieron las gracias al coach de pitcheo Carlos Pérez, quien era recomendado del manager Roberto Kelly.

Han sido tantos los cambios en la institución que a mediados de la temporada Primavera 2018 decidieron darle las gracias al cronista viajero, quien había hecho un gran trabajo en los últimos años.

¿Le quedará grande el puesto a Miguel Flores? ¿Serán decisiones que se toman desde una perspectiva que no es 100 por ciento beisbolera? ¿Aprueba Pepe Maiz todas estas transacciones? ¿Habrán consentido mucho a los peloteros con instalaciones de lujo que no tiene ningún otro equipo en la Liga Mexicana?

Lo único cierto es que en este momento no se siente una armonía en el equipo. Hasta qué grado estará llegando la desesperación que en el programa oficial del equipo en radio, este miércoles, hablaban de la gran inconsistencia del equipo y de la preocupación que existe rumbo al fin de temporada que llegará en 26 partidos más.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado