La presión de Grandes Ligas

"Nunca se sabe lo que va a pasar… ¡Y eso es divertido! ¡De eso se trata el beisbol!”
Keiichi Arawi.

Amigo Lector, en tiempos de cambios actuales y futuros que nos marcarán en todos los ámbitos económicos y sociales, era de esperar que al beisbol profesional también le llegara su turno. Grandes Ligas tiene contra la pared a la Liga Mexicana de Beisbol al prohibir la firma a sus organizaciones de los prospectos que pertenezcan al circuito veraniego. Estas medidas tomadas por "fraudes" y "corrupción" en el proceso de firmas hacia los equipos de MLB fueron las causas.

La oficina de Ligas Mayores aclara que podrían firmar a quien consideren con la suficiente calidad como pelotero siempre y cuando sea agente libre, es decir, no formar parte de los equipos de LMB.

Desde hace algunos años veíamos cómo aparecían academias para la formación de jóvenes en varias partes de nuestro país; la de Culiacán, los González y algunas más de no tanto renombre pero todas tienen algo en común, ellos ya veían venir esta situación. Los negocios son así, cuando alguna de las partes empieza a perder se hace la invitación a renegociar o la presión suficiente para obligar hacerlo.

Para MLB es un negociazo firmar peloteros como Héctor Velázquez por menos de 250 mil dólares, los Urías, Quiroz y mayoría en sucursales están por los mismos montos, incluso varios vendidos por paquete de 2 hasta 4 jugadores. Por la parte mexicana también hay ganancias, el 75 por ciento del dinero que pagaron por el prospecto pasa a las arcas del club mientras el 25 por ciento pasa al joven prospecto y la mayoría de veces ese porcentaje se los hacen llegar en plazos. Ambas partes les conviene llegar a un acuerdo, así como el TLC, creo que nos daremos cuenta (por parte de MLB) de varias mesas de negociación, ninguno quiere perderse el jugoso tema de venta/compra con tan poco invertido.

La búsqueda del primer gallardete de temporada corta 2018 está en marcha, tomaron ventaja los Leones de Yucatán con su gente sobre los Sultanes de Monterrey por 2 victorias antes de que pasara la serie a la Sultana del Norte y con la victoria de los "fantasmas grises" la llamada Serie del Rey está cumpliendo con las expectativas.

Ambas novenas a su manera tratan de imponer condiciones y se agradece como aficionado; los Leones de Roberto Vizcarra permite caminar a sus lanzadores inicialistas más allá de cinco episodios como nos tiene acostumbrados el beisbol "moderno", por supuesto que la calidad de los serpentineros lo permiten, ya que con menos de 100 lanzamientos están navegando entre la sexta o séptima entrada.

El primero en casa de Sultanes fue un duelo de pitcheo gracias a Yoanner Negrín por los del sur frente a los locales Marco Tovar y Felipe González , la pizarra se encontraba empatada a 2 carreras en la parte baja del octavo rollo antes de que explotaran los cañones de los norteños con 7 remolcadas, suficiente para el júbilo de la afición, quienes con las manos apretadas y quijada tensa vieron a Negrín mantener bajo control a Sultanes. Ahora queda más que demostrado que esta serie final nos reserva grandes cosas dentro del diamante, vamos a tener que ver al campeón ceñirse la corona en el Kukulcán.

Mariano Rivera, el más grande cerrador de todos los tiempos, reconoce que el año pasado los Yankees tenían un juego muy corto y su roster no era competitivo para una serie mundial, sin embargo el Yankees de este año le permite compararlo con el de 1998, cuando era parte de esa espectacular novena que obtendría uno de los cinco anillos que tiene en su increíble carrera.

Menciona que "la determinación, alegría y mentalidad del equipo" es igual o superior a la de aquel equipo del ´98. La tendencia de triunfos que actualmente llevan de 50-24 podrían llevarlos a las 113 victorias en una campaña, así como también podrían romper el récord de Seattle de 264 cuadrangulares de 1997;  los números muestran una gran posibilidad de que estos bombarderos de Didí, Judge, Stanton, Sánchez y resto del lineup consigan entre todos 275 tumbacercas, por eso y muchas cosas más, yo beisbol.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado