¿Castilla a Sultanes? Por ahí va la cosa

Cuando los Naranjeros de Hermosillo decidieron que Vinicio Castilla no sería su manager para la temporada 2020-2021 de la Liga Mexicana del Pacífico, no sólo sorprendieron a propios y extraños, sino que abrieron una gran puerta a la especulación sobre el futuro del ex tercera base oaxaqueño.
Castilla es, sin duda, un elemento popular que todo equipo quisiera tener en sus filas, sobre todo aquellos que puedan pagarle, ya que por su trayectoria es lógico pensar que se cotiza alto.
Y tomando en cuenta los pocos clubes de la LMP que no tienen manager o que pueden convencerlo económicamente, las opciones no son muchas.
Hay equipos que tienen seguros a sus “capataces” como Yaquis con Sergio Omar Gastélum, Culiacán con Benjamín Gil, Mazatlán con JJ Pacho, Navojoa con Lorenzo Bundy, Guasave con Oscar Robles, Charros con Roberto Vizcarra.
Se dice que Víctor “Flamingo” Bojórquez no regresa a Mochis a pesar de una buena actuación y se desconoce hasta el momento si Pedro Meré sigue firme en Mexicali. Hermosillo es el principal descartado porque acaba de despedir a Castilla.
Con todo respeto para Homar Rojas, quien hasta el momento es el timonel de los regios, los Sultanes de Monterrey reúnen las características básicas para tener a Castilla: es una plaza grande que requiere un atractivo de mercadotecnia de manera urgente y un poder económico para convencerlo.
Peeeero… aquí está el pero.
Vinicio Castilla sería el manager de los Sultanes sí y sólo si… la temporada es normal, con espectadores en las tribunas y el número de extranjeros similar al del año pasado.
Vamos por partes. Invertir en un manager “de lujo” como Vinicio es para armarle un buen equipo. Si la temporada 2020-2021 es “limitada” por las secuelas de la pandemia y se recorta el número de extranjeros, a Guasave y Monterrey los ponen contra la espada y la pared.
Sus bases nacionales son débiles y dependen muchos de sus extranjeros. El año pasado les permitieron tener tres jugadores “de doble nacionalidad” y aun así les fue muy mal. Si por el tipo de cambio monetario los equipos de la LMP deciden jugar solamente con nacionales, entonces los Algodoneros y Sultanes estará en una grave desventaja sobre los otros ocho clubes… a menos que los solucionen con un draft de peloteros “vigentes” (no acabados).
En la temporada 1982-1983 la LMP jugó sólo con mexicanos y fue un paraíso del pitcheo con cuatro juegos sin hit ni carrera y un perfecto en el Juego de Estrellas. Culiacán fue campeón con Francisco “Paquín” Estrada como manager debutante. Matías Carrillo fue novato del año y el rol de juegos sólo tuvo 74 partidos. La postemporada tuvo playoff y semfinales a ganar cinco de nueve encuentros.
Regresando al tema de Vinicio… ¿Para qué irían los Sultanes por Castilla de manager cuando no van a tener un equipo competitivo?
Pero, si la situación sanitaria se compone en tres meses y la economía mexicana comienza a tomar rumbo, la Liga Mexicana del Pacífico tendría un panorama “normal” en el que sus equipos podrán invertir sin temor a grandes pérdidas.
En resumen: si la temporada es “normal”, Vinicio estará con Sultanes; si por economía se van con talento nacional o se limitan los foráneos, Vinicio deberá esperar en casa a que vengan tiempos mejores.
Lo que sí les aseguro es que Sultanes llevan “mano” en la contratación del oaxaqueño.

#hitazo #hectorbencomo

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado