ESPERANZA, que bonita palabra

Cuando nos diagnostican una enfermedad grave, pero nos dicen que hay un tratamiento que puede devolvernos la salud, surge algo llamado ESPERANZA, que nos da ánimos para luchar y buscar un final feliz a nuestro padecimiento.
Y ayer en Monterrey, los directivos de la Liga Mexicana se recetaron una dosis de ESPERANZA que les da tiempo para tratar de corregir los errores de los últimos dos años y encontrar esa fórmula que le dé al viejo circuito una cara de modernidad y respeto.
En realidad las cosas siguen igual que antes, pero hay ESPERANZA de corregirlas. Hubo diálogo, que es lo menos que espera un socio en su propia empresa. Que lo escuchen cuando las cosas no salen como él espera.
Y, desgraciadamente para el presidente de la liga, su ausencia fue fundamental para el diálogo y la camaradería. Estando Javier Salinas las cosas no salieron bien. Sin él presente, todo fueron sonrisas y ESPERANZA. El mensaje está dado… que entienda quien quiera entender.
En cuanto al nombramiento de Fernando Valenzuela como Comisionado del Beisbol, diremos que en la política la percepción es (la mayoría de las veces) más importante que la realidad.
Los medios de comunicación y los aficionados al beisbol necesitábamos buenas noticias. El nombre de Fernando Valenzuela va ligado a recuerdo felices de millones de mexicanos, sobre todos los adoradores del beisbol. “El Toro” sigue siendo un ídolo en México y en Estados Unidos.
¿Quién puede, en su sano juicio, ir en contra de Fernando?
Esta nominación es el dulce que todos esperábamos. El placebo necesario antes de la amarga medicina que deberán beber algunos directivos cuando haya cambios de estatutos o reglamentos en temas vitales como los jugadores de doble nacionalidad, los exámenes antidoping, los topes salariales.
Por lo pronto la mayoría quedó contenta con este anuncio popular y con la foto de los directivos agarraditos de la mano como buenos cuates.
Hay muchas cosas qué hacer y alguien se tiene que poner a chambear. YA.

#hitazo

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado