Pitchers de juventud acumulada

En la vida y en el deporte, la experiencia es sinónimo de aprendizaje, pero también de que quizás han pasado los mejores tiempos de la juventud.

Los Sultanes debutarán este año en la Liga Mexicana del Pacífico y han hecho su primera selección de 32 peloteros en la que destacan siete lanzadores de experiencia reconocida… pero que quizás estén en el ocaso de sus carreras.

En busca de tener un impacto inmediato, los Sultanes escogieron siete lanzadores “veteranos”: Edgar González tiene 36 años, José Oyervidez 37, Héctor Ambriz 34, Rolando Valdez 33, Jorge Reyes y Adrián Garza 31 y Ernesto Zaragoza, 26.

De los siete, sólo tres jugaron la temporada pasada en la liga invernal (Edgar, Valdez y Oyervidez) y sus números globales son de dos triunfos contra 12 derrotas.

De los siete, cinco están activos en la presente temporada de la Liga Mexicana de Verano y hasta el momento tienen cifras, entre todos, de 16 ganados y 12 derrotas. Zaragoza y Reyes no han reportado.

Pero, ojo, de esos 16 triunfos, siete son de Edgar González, que está viviendo una de sus mejores temporadas con los Sultanes.

José Oyervidez tiene récord de 4-3 con Tecolotes; Héctor Ambriz 2-3 con Aguascalientes; Adrián Garza 2-4 con Tabasco; Rolando Valdez 1-2 con Saltillo.

Ernesto Zaragoza y Jorge Reyes no han lanzado este verano y tampoco lo hicieron el invierno pasado.

En total, los Sultanes seleccionaron 20 lanzadores en el draft del pasado 21 de mayo. La mayoría de ellos son jóvenes o relevistas intermedios. Se hizo lo que se pudo, se escogió a lo mejor que dejaron el resto de los equipos.

Guasave tuvo otra estrategia. Ellos fueron por jugadores de cuadro y outfield, también por lanzadores jóvenes.

Entre los pocos pitchers veteranos que llamaron están Héctor Galván, Jesús Barraza, Walter Silva y Joakim Soria, quien seguramente no reportará a menos que la mano de los Diablos lo convenza de hacer una o dos salidas.

La directiva de Guasave estuvo “asesorada” por dos elementos de los Diablos Rojos porque recordemos que de una manera o de otra, Alfredo Harp Helú tiene ingerencia en el equipo, aunque haya aclarado que no le interesa administrarlo.

En este momento es la Liga Mexicana del Pacífico la que dirige los destinos del equipo, mientras surge un empresario o varios que quieran comprar la franquicia.

Así las cosas, mientras los Sultanes se fueron por experiencia, los Algodoneros decidieron comenzar a formar un equipo más juvenil.

Pero todavía falta mucho. Vendrán el draft de jugadores que pertencen a la liga (la famosa bolsa), el draft de jugadores mexico americanos y también la selección de extranjeros de primera firma.

Ambos equipos tendrán entonces 70 elementos en su roster y podrán comenzar a buscar movimientos o compras para reforzar sus plantillas.

Nadie dijo que el camino era fácil, habrá que sufrir un poco para llegar a ser uno de los “grandes” de la pelota invernal.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado