Edgar y Félix, opciones en el draft

En las listas de jugadores disponibles para el draft de expansión de la Liga Mexicana del Pacífico, que se llevará a cabo este martes 21 de mayo en el Salón de la Fama, destacan dos nombres que pudieran ser de especial interés para Sultanes y Guasave, respectivamente.
Edgar González y José Heberto Félix.
Por cuestiones de arraigo, serían las mejores opciones para regios y sinaloenses, respectivamente, porque Edgar es nativo de San Nicolás de los Garza (área metropolitana de Monterrey) y Félix es de Guasave. Además, es de lo mejor que hay en las famosas listas de peloteros.
González pertenece a los Tomateros de Culiacán desde hace tres temporadas y sus números con los guindas no son extraordinarios. Un total de ocho ganados contra 11 derrotas. A sus 36 años de edad, el nicolaíta podría estar viviendo sus últimos momentos como pitcher de invierno.
Pero en verano ha reverdecido laureles porque en los últimos cuatro calendarios tiene cifras positivas y en este 2019 es el mejor de la LMB (junto con Josh Lowey, con récord de siete ganados y cero perdidos). Desde 2016 a 2019 suma 31 victorias para los Sultanes y sólo ocho derrotas.
Si hay un jugador identificado con los Sultanes es Edgar González. Un pitcher que gusta de saborear cada lanzamiento, que trata de alcanzar el mayor número de entradas posible y que atrae fanáticos al parque por el coraje que imprime a sus actuaciones.
JOSE FÉLIX
Algo parecido para Guasave podría ser el caso de José Heberto Félix, un receptor de 30 años que empezó su carrera con los Algodoneros y que las tres últimas temporadas ha jugado para los Yaquis de Ciudad Obregón.
En la campaña 2018-19, Félix vio poca acción con los cajemenses, pues el puesto titular se lo dieron a Armando Araiza. En 31 partidos bateó para .239 con cero jonrones y tres producciones. Nadie duda que el brazo de José Heberto sigue siendo de los mejores en el beisbol mexicano.
Actualmente el sinaloense juega para los Pericos de Puebla donde es titular y batea para .283 en 31 juegos con un jonrón y nueve producidas. Es propiedad de los Acereros de Monclova, quienes lo prestaron a los emplumados.
HASTA GRANDES LIGAS
En las listas de peloteros elegibles a las que Hitazo tuvo acceso, hay nombres muy reconocidos por su trayectoria en las Ligas Mayores y que, por eso mismo, existen pocas probabilidades de que reporten a jugar en invierno.
Uno de los peloteros es Joakim Soria, quien lanza con los Atléticos de Oakland y tiene récord de 1-3 en 20 juegos, con 24 ponches y ocho bases por bolas. El de Frontera, Coahuila, conserva su velocidad arriba de las 90 millas y sabe sacar outs. Su equipo en invierno ha sido Ciudad Obregón.
Otro veterano interesante es Jorge de la Rosa, nativo de Monterrey y surgido de los Sultanes. El zurdo está buscando mantenerse activo en las ligas menores en su afán de tener una oportunidad como relevo situacional en la gran carpa.
De la Rosa es de los mexicanos con más temporadas en la MLB (15) y suma 104 victorias. Fue referente con los Rockies de Colorado, donde dejó muy buenos recuerdos.
Lo cierto es que los equipos de expansión no van a gastar un lugar en el draft pensando en que pudieran convencerlos de jugar en invierno, por lo que quizás pudieran ser seleccionados al final del evento, cuando ya los elementos disponibles no sean interesantes.
OTROS NOMBRES
Dentro de los nombres interesantes que surgen en las listas de peloteros, destacan José Oyervidez, Marco Antonio Guzmán, Gilberto Carera, Niko Vázquez, Issmael Salas, Maxwell León, entre otros.
También hay una buena cantidad de peloteros con derecho de retorno que pueden ser “poco atractivos” porque Guasave y Sultanes lo que quieren en este momento son jugadores “hechos”. Lo cierto es que los mejores elementos fueron protegidos y los clubes de expansión tendrán que empezar casi de cero y tratar de ir mejorando con el paso del tiempo.
Hay nombres de extranjeros como Félix Pérez o Wirfin Obispo que podrían estar “libres” y ser contratados posteriormente al draft, pero eso es otro tema. Quien tenga mejor relación con ellos y pacte sus derechos con algún club del caribe, podría reclutarlos para la campaña 2019-2020.
UN DRAFTEADO EXITOSO
En la historia de los drafts del beisbol mexicano, sobresale la figura de Guadalupe Chávez, pelotero que los Saraperos de Saltillo escogieron en 1970 y que se convirtió en uno de los ídolos de esa franquicia.
El de Chihuahua era pelotero de los Sultanes, pero no había recibido mucha oportunidad, por lo que lo dejaron libre y Saltillo lo escogió… lo demás es historia.
En cuanto a la ciudad de Monterrey, el último draft en que se vio involucrada la Sultana del Norte fue en 1989, cuando llegaron los Industriales a competir con los Sultanes en la misma plaza. Esa vez fue Alejandro Gómez, short stop, el primer pelotero en la historia del equipo.
Y en grandes ligas, el draft de 1992 (Florida y Colorado) cambió la vida de Vinicio Castilla. El mexicano era propiedad de los Bravos de Atlanta, pero lo dejaron disponible y Colorado lo eligió en el número 39. Antes que él fueron seleccionados Trevor Hoffman (Marlins), Joe Girardi (Rockies), Freddie Benavides (Rockies) y Brad Ausmus (Rockies) por mencionar algunos.
Incluso los Rockies tenían planeado que Benavides (nativo de Laredo, Texas) fuera su short stop titular y Vinicio un utility. Pero el oaxaqueño dio el estirón y se convirtió en uno de los mejores tercera bases de las ligas mayores.
POR ULTIMO…
Y para despedirme, un favor a los directivos del Salón de la Fama. Traten bien a la prensa; recuerden que aunque es un evento de la LMP, el edificio es de ustedes y tienen la obligación de ser buenos anfitriones.
Según los reportes que ha recibido Edgardo Arrambide en su whatsapp, al menos 40 personas han levantado la mano para asistir. También se espera un contingente de reporteros que vienen del noroeste para ser testigos de la historia.
Ojalá que el espíritu de don Rafael Domínguez ilumine a la nueva administración y traten a los medios de comunicación como se merecen.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado