Se busca una directiva "fifí"

Los Sultanes ya la libraron y tienen la luz verde para participar en la próxima temporada de la Liga Mexicana de Beisbol 2019-2020… peeeeeero, los que no tienen cabeza en este momento son los Algodoneros de Guasave.

Según lo que trascendió en la reunión del fin de semana en Monterrey, durante la México Series, la LMP será la encargada de velar por los intereses de esta franquicia que regresa al beisbol profesional por una promesa de campaña del presidente López Obrador.

Pero también existe la búsqueda de una “directiva fifí” que quiera perder (perdón, invertir) su dinero en esta aventura que, si fuera una ganga, ya tendría fila de interesados desde hace tiempo. Y hablamos de una “directiva fifí” para usar los términos que el mismo AMLO puso de moda, porque “una directiva de chairos” no tendría dinero para administrar un equipo de beisbol profesional.

Cabe hacer mención que en noviembre de 2018, cuando se sacaron de la manga la integración de estos dos equipos a la sólida LMP, Alfredo Harp Helú dijo que apoyaría la causa, pero no le interesaba la administración de otro equipo. Ya tiene suficiente con Diablos y Guerreros de Oaxaca.

Por su parte, los Sultanes saben que van a perder dinero en los primeros años, pero quieren hacerle honor a la palabra que le dieron al presidente. Pepe Maiz comentó en un programa de radio que cuando se integró a la directiva de los Sultanes, allá por 1982, el equipo estaba en la lona y tuvieron que restructurar el club en base a cambios de jugadores, desarrollo de peloteros y escoger mejor a sus extranjeros y directivos.

La recompensa para los regios se dio en 1986, cuando disputaron la final ante los Angeles Negros del Puebla, aquella famosa vez en la que Babo Castillo se soltó regalando bases por bolas y los Sultanes perdieron la serie 1-4. Es decir, pasaron cuatro años para cosechar frutos y es lo mínimo que deberán aguantar ahora y esperar que su fiel público acuda a las frías gradas del Palacio Sultán a pesar de no ofrecer un récord ganador.

Se dice que el draft de jugadores sería antes de que termine mayo y los regios tienen esperanza de que los otros directivos les permitan jugar con uno o dos extranjeros más, digo, para nivelar las acciones. Se ve difícil.

Ojalá que el draft pudiera ser en Monterrey, específicamente en el Salón de la Fama, para que se sienta algo de vida en el recinto de los inmortales.

QUEREMOS MAS LIGAS MAYORES

Aunque las dos primeras México Series (Arizona vs DBacks y Cincinnati vs San Luis) no prendieron a la fanaticada, la de Astros vs Angels sí tuvo ese ambiente de fiesta que se espera de los aficionados mexicanos en un juego de grandes ligas.

En Monterrey hay muchos seguidores de los Astros y también era un agasajo la posibilidad de ver a Albert Pujols y Mike Trout, dos monstruos del deporte moderno.

La promesa de que seguiremos viendo beisbol de primer mundo está en pie y ojalá se escojan equipos que llamen la atención. Sabemos que traer a los Yanquis o Medias Rojas, no es fácil, pero pedir no empobrece.

Creo que otros equipos que “prenderían a la raza” son Cachorros de Chicago, Mets de Nueva York o los Filis de Filadelfia con Bryce Harper y el Fili Fanático a la cabeza.

La única serie segura para 2020 es la de San Diego contra Diamantes de Arizona en la CDMX, pero ya la directiva de los Sultanes se mueve para que la Sultana del Norte no se quede sin el mejor beisbol del mundo.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado