Fans de Saltillo ponen el ejemplo

Algo tiene la gente de Saltillo que cuando se trata de cooperar a través del beisbol se vuelcan a su parque y arropan a sus jugadores. Eso pasó el lunes con el partido ante los Sultanes, donde había una buena causa que apoyar y llenaron el Francisco I. Madero.

Cosa contraria sucedió en Monclova el sábado y domingo, cuando en la Copa Gobernador vimos malas entradas a pesar de que se ofreció buen espectáculo.

Sobre todo el domingo, en la final que disputaron Saraperos y Acereros. ¿Qué pasó monclovenses? ¿No era suficientemente bueno el platillo como para apoyar y asistir al parque?

Yo seguí ese encuentro por internet y la calidad del encuentro fue muy buena, atractiva como para ir al estadio. Algunos dijeron que estaba frío, pero en Saltillo el lunes terminaron a nueve grados de temperatura y la gente se quedó hasta el final, para disfrutar la voltereta sobre los Sultanes y el triunfo del equipo local.

Esas victorias sobre Monclova, el domingo, y Sultanes, el lunes, inyectan ánimos a los aficionados saltillenses que tan mal la pasaron los últimos años soportando una de las peores directivas de sus 50 años en la LMB.

En lo que sí ganó Monclova fue en la transmisión de los juegos. La señal de internet generada por el club Acereros es nítida y te da varias repeticiones de la misma jugada, con ángulos diferentes. La crónica es de primera, no hay duda. En cambio en Saltillo todavía tienen problemas para seguir las jugadas y sus cronistas no son expertos en beisbol… se les nota.

Aún hay tiempo para mejorar.

FIRMAS AL POR MAYOR

Unos días después de que se aprobó el convenio de transacciones entre las Ligas Mayores y la Liga Mexicana, se ha venido una lluvia de firmas que hace abrigar esperanza de que muchos jugadores nacionales seguirán probando fortuna más allá de nuestras fronteras.

La mayoría de estas ventas estaban frenadas por el anuncio unilateral de la MLB en 2018, que decidió poner un freno y comenzar de nuevo el arreglo con México, con sus propias reglas y dando un bono de 100 por ciento al prospecto y no el 25 por ciento que se llevaban hasta entonces.

Los equipos de la Liga Mexicana reciben ahora sólo el 35 por ciento del monto total del pacto, por lo que se vislumbra que tratarán de vender más cantidad de elementos para poder sumar dólares a sus arcas.

Con el bono del 100 por ciento y la promesa de que cuando regresen a nuestro país tendrán trabajo en la LMB (si siguen teniendo las cualidad para jugar a ese nivel) creo que la decisión de los padres de familia es mucho más sencilla que antes. Firmar con los equipos de la LMB es más seguro que nunca.

La cifra real de jugadores mexicanos en las ligas menores de Estados Unidos es incierta, pero hay quienes afirmar que son más de 150 chamacos que ya “pican piedra” en las tierras de Trump y que sueñan con llegar al mejor beisbol del mundo. Eso significa que la exportación de talentos ha sido buena, lo que pasa es que pocos son los que cristalizan su esfuerzo.

Es obvio que empieza un “boom” de venta de jugadores aztecas a la gran carpa y quizás eso nos convenza de que el proyecto de Andrés Manuel López Obrador, de gastar 350 millones de pesos anuales en “academias”, será dinero que se puede invertir en cosas más importantes para este México carente de muchas cosas.

La tarea de mandar peloteros a Estados Unidos es de los equipos profesionales, no del gobierno. Dejen que esos clubes gasten su dinero en escuelas, entrenadores y preparación en sus muchachos, que al final de cuentas es su negocio.

FAMOSO MONEYBALL

Cuando menos en este inicio de temporada, el famoso “moneyball” de los Atléticos de Oakland (contratar jugadores por poco dinero y que hagan buen trabajo) parece funcionar.

Sus cinco abridores: Brett Anderson, Frankie Montas, Mike Fiers, Marco Estrada y Aaron Brooks se combinan para un salario total de 12.6 millones de dólares en este 2019. Cuatro ya ganaron su partido y al mexicano Estrada le echaron a perder un juegazo que tiró el otro día.

Con las millonadas de dinero que se pagan ahora por jugadores que quizás no desquiten el precio a largo plazo, los Atléticos siguen su filosofía con éxito.

Y otro jugador de Oakland que ha sido muchas veces minimizado es Chris Davis, quien de 2016 a la fecha es el jugador con más jonrones en las ligas mayores (138). Para comparar, en ese periodo Giancarlo Stanton lleva 124. Por cierto, Davis tiene raíces mexicanas.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado