Carta a López Obrador

Carta a López Obrador

Por Héctor Bencomo

Estimado señor presidente:

Todos los que somos apasionados al Rey de los Deportes le agradecemos que comparta con nosotros esta afición y que con sus recientes comentarios públicos le haya dado al beisbol el sitio de popularidad que se merece en la sociedad mexicana.

El beisbol es una tradición que se vive en todos los rincones de nuestra querida república. Desgraciadamente, los directivos no fueron lo suficientemente previsores para posicionarlo (en su momento) como el deporte número uno del país, cediendo esa estafeta al futbol soccer.

Pero aun así, nuestro querido pasatiempo se defiende con dos ligas profesionales bien establecidas como son la Liga Mexicana del Pacífico (en invierno) y la Liga Mexicana de Beisbol (en verano). Ambos circuitos le dan muchas satisfacciones a las plazas donde juegan y cada año se espera con ansia el inicio de la temporada.

Apenas en noviembre pasado, la junta directiva de la LMB determinó que no era posible seguir jugando con 16 clubes y se determinó empezar el 2019 con 12 conjuntos. Fue una medicina amarga, pero la enfermedad era así de maligna. León no tenía para pagar a sus jugadores y la liga tuvo que “subastar” varios de sus peloteros para pagar deudas. Eso es vergonzoso en el profesionalismo. Torreón y Aguascalientes estaban sofocados porque sus aficionados los abandonaron, con razón o sin razón. Y el equipo de Puebla se puso a la venta y nadie quiso comprarlo.

De 16 a 12 equipos pareció ser una medida drástica, pero inteligente. Como dijo el presidente de la liga en ese momento: “a veces hay que podar el césped para que crezca saludable”.

Pero entonces usted intervino, con ese afán de ayudar a la difusión del beisbol, y para diciembre ya estaban de regreso esos cuatro equipos. A León lo tuvo que comprar Sultanes, aumentando la multipropiedad que ya existe en la liga; Torreón siguió siendo una plaza hueca, sin dueños convencidos; Puebla llegó con propietarios que son del Estado de México y que no tienen experiencia en manejar deporte profesional; Aguascalientes al parecer será una carga para el erario del gobierno estatal.

Y como si fuera poco, apenas hoy, 30 de enero de 2019, a poco más de un mes de que inicie el calendario 2019 de la LMB, usted anuncia, señor presidente, que el Aguila de Veracruz regresa a la LMB.

¿Qué caso tiene sumar equipos cuando no hay suficientes dueños que los quieran mantener? ¿Vale la pena invertir dinero del gobierno en pagar las nóminas de equipos profesionales? ¿No es mejor invertir todo ese dinero en el deporte amateur, el deporte social?

De los 12 equipos que teníamos en noviembre, ahora cabe la posibilidad de empezar con 18, algo que parece una exageración.

La Liga Mexicana de Beisbol está polarizada con alrededor de seis equipos de gran poder económico y el resto que se convierten en comparsa. ¿Vale la pena sumarle dos equipos al grupo de la comparsa?

HAY QUE VER LA HISTORIA

En 1979, cuando se desató una “fiebre” por el beisbol de verano, la LMB llegó a jugar con 20 equipos. ¿Cuáles fueron los resultados?

De esos 20 clubes, sólo siete jugaron sobre .500 de porcentaje. Los Saraperos de Saltillo ganaron 95 partidos y hubo novenas que terminaron a 41 y 36 juegos del primer lugar de su grupo. ¿Usted cree que esos aficionados fueron a apoyar a sus equipos sotaneros?

Esa idea de tener tantos equipos fue un desastre porque para 1980 cuatro equipos cambiaron de sede. Tampico se fue a Toluca, Durango a Campeche, Córdoba (que había jugado la final) se convirtió en Reynosa y los Mineros de Sabinas se trasladaron a Monclova.

Tener 20 equipos provocó una falta de control sobre la liga que terminó con una huelga de peloteros que el 3 de julio terminó con la temporada. Vino la creación de la Asociación Nacional de Beisbol y la LMB tuvo que organizar un torneo alternativo con ocho equipos.

La cantidad no es sinónimo de calidad. Darle beisbol a una plaza, sin que el equipo pueda ser ganador, es una apuesta al fracaso.

Señor presidente, con todo respeto, haga un análisis de la situación y ayude al beisbol… de otra manera. Muchas gracias por su atención.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado