Gracias, Jaime García

En el verano de 1997, el zurdo Jaime García participó en el nacional de Ligas Pequeñas, categoría 11-12 años representando a su liga, la Treviño Kelly de Reynosa. Esa vez, su ilusión de ir a la Serie Mundial no se logró, pues fue derrotado por la Liga Linda Vista, que no solamente se coronaron en México y en el torneo Latinoamericano, sino también en Williamsport.
Fue un obstáculo en su carrera, pero también un aliciente. Jaime siguió trabajando y le apostó todo a la disciplina. Los frutos los recogió ocho años después, cuando fue firmado por la organización de Ligas Mayores, Cardenales de San Luis.
Hoy, después de 10 años en la gran carpa, Jaime sabe que ya no puede ser un estelar del beisbol y decide terminar su carrera. Serio, sin aspavientos y con la seguridad de que hizo su mejor esfuerzo, el reynosense dice adiós.
Y lo hace en Hermosillo, la plaza que lo vio llegar al profesionalismo en 2004 y que lo acogió por última vez en este 2018-19. Es de grandes agradecer el favor y cumplirle a la afición.
Jaime deja números interesantes en el mejor beisbol del mundo, como sus 70 victorias contra 62 derrotas y un 3.85 de efectividad. Además, nadie le podrá quitar su anillo de Serie Mundial conquistado en 2011, cuando colaboró con dos apariciones en las que mantuvo a sus rivales a raya en 10 entradas, permitiendo sólo dos carreras.
Las lesiones fueron un enemigo a vencer desde el principio, pero Jaime se repuso para, no sólo salir adelante, sino dar un salto más arriba.
En 2007, antes de llegar a las Ligas Mayores, tuvo problemas con el codo. En 2009, cuando se pensaba que iba a vivir su primer año completo en la gran carpa, lo tuvieron que operar y se perdió todo el calendario.
Pero regresó para dar sus mejores temporadas en 2010 y 2011, con suma de 13 victorias en cada una, siendo uno de los pilares de ese poderoso equipo de San Luis que se coronó campeón.
DUELO DE TAMAULIPECOS
No es común que dos mexicanos que nacieron en el mismo lugar y que participaron en la misma liga pequeña se enfrenten alguna vez en las Ligas Mayores.
Jaime García lo hizo ante Jorge Cantú, ambos de Reynosa y de la Liga Pequeña Treviño Kelly, el 19 de mayo de 2010.
Ambos chocaron en el duelo que los Marlins ganaron 5-1 a los Cardenales de San Luis.
Cantú, tercera base y cuarto bar de Florida, se fue de 5-2, con su doblete número 13 de la temporada y Jaime García lanzó cinco entradas sin carrera.

En sus respectivas casas paternas en Reynosa, los familiares de ambos se reunieron para ver el choque de los tamaulipecos.

Jaime se mantuvo en la loma por espacio de cinco entradas en las que diseminó cinco hits, regaló cuatro bases y ponchó a seis, para dejar el juego empatado a cero carreras. El zurdo hilvanó 19 entradas en casa sin permitir anotaciones, algo que habla de la gran temporada que estaba teniendo.

Cantú le conectó sencillo dentro del cuadro a su paisano en la primera entrada y luego fue pasado por los strikes en la tercera. Su doblete de la quinta le indicó al manager de San Luis que era tiempo de sacar a García para que no recibiera daño. De los tres turnos de Cantú ante García, dos fueron hits.

HOMBRE ALTRUISTA
Además de ser un buen pelotero, Jaime García se ha caracterizado por ser una persona humanitaria, que siempre está involucrado en evento de caridad, ya sea en Reynosa o en el Valle de Texas.
Jaime se retira del beisbol con apenas 31 años de edad, pero con un legado interesante y un ejemplo para todos los

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado