Un grand slam de buena voluntad

Reunir 157 equipos de beisbol infantil y 25 más de futbol para que entre todos sumen fuerzas y aporten juguetes para los niños más necesitados es una labor titánica que se ha echado a cuestas desde 2017 Luis Guajardo, presidente de la Liga Pequeña San Nicolás.

Hace apenas unos días terminó este evento en su edición 2018 y se jugaron casi 600 partidos, se emplearon más de 80 ampayers en un lapso de cinco días y en alrededor de 12 sedes del área metropolitana de Monterrey.

¿La moraleja?

Has el bien sin mirar a quién y con la ayuda de tus amigos.

Así de sencillo es fomentar el beisbol y la buena voluntad. El ejemplo que se llevan a los niños, los padres de familia y entrenadores es enorme.

Tengo muchos años siguiendo el beisbol infantil en Nuevo León y les he de comentar que no es nada fácil poner de acuerdo a los padres de familia y tenerlos contentos. Aunado a eso, hay personas que se saltan las reglas y hacen cualquier cosa por ganar. Lidiar con eso es cosa seria.

También hay directivos que lucran con el sistema, organizando eventos para adultos (softbol) y quedándose con las ganancias sin aportar a las ligas e incluso permitiendo que se consuman bebidas alcohólicas en parques que son municipales.

Hay otros directivos que se eternizan en sus puestos y que quieren hacer su voluntad a como dé lugar, sin ver que en sus acciones lastiman los intereses de los más vulnerables: los niños.

Es por eso que el Torneo del Juguete organizado por la Liga Pequeña San Nicolás brilla con luz propia y pone la muestra que las cosas se pueden lograr con trabajo, sin marrullerías ni vetos. La idea es que los niños jueguen beisbol libremente, como la marcan nuestras leyes.

FESTIVAL NAVIDEÑO

Y luego del éxito del Torneo del Juguete 2018, viene el Festival Navideño organizado por el municipio de Apodaca a través de Jorge Frayre. Se jugará los días 20, 21 y 22 de diciembre en diferentes parques.

Hace unos días circuló una carta en la que se “prohibía” a las ligas afiliadas a Williamsport participar en eventos con equipos “no afiliados”. Al parecer los directivos ya entraron en razón y han dado el visto bueno para que quien así lo desee pueda jugar.

Y es que al prohibir competir en esta clase de torneos, los directivos nacionales eran incongruentes, pues muchos de sus conjuntos han estado presentes en eventos realizados en Matamoros, Reynosa, Torreón, Ciudad de México y hasta en McAllen, Texas.

Por cierto, a finales de noviembre hubo un evento en McAllen, a donde acudió el presidente nacional de las Liga Pequeñas, Pepe Maiz, porque el torneo era dedicado al juego perfecto de Angel Macías en 1957.

En ese evento texano, organizado por un comité “no afiliado” a Williamsport, jugaron libremente niños de Nuevo León, Tamaulipas y Estados Unidos. ¿Cómo Pepe Maiz o su gente pueden determinar dónde jueguen los niños si ellos acuden a eventos de invitación?

LA LLEGADA DE EDGAR GONZALEZ

Muchas preguntas han surgido a raíz de la llegada de Edgar González a coordinar el beisbol popular mexicano (todavía no lo presentan o toma posesión del cargo).

¿Las selecciones nacionales de cualquier categoría estarán bajo su cargo? Yo creo que no, porque es trabajo de la Femebe y ellos son autónomos.

¿Formará academias a nivel nacional para detectar talentos para el beisbol profesional? Creo que no debería, porque ese es trabajo del beisbol profesional, que se ven beneficiados vendiendo esos peloteros. El gobierno federal no debe invertir dinero en buscar jugadores profesionales, sino en las escuelas, donde se debe practicar el beisbol, así como el atletismo, el voleibol, el basquetbol y muchos deportes más.

Eso es lo que debe hacer Edgar González si llega al puesto. Organizar las escuelas primarias y secundarias para que jueguen beisbol como recreación. Velar por los intereses de esos niños y que nadie les diga dónde sí pueden jugar o dónde no.

Sancionar a esos directivos que interpretan las reglas a su conveniencia, vetando ligas o escuelas particulares.

Pero mejor esperemos a que Edgar presente su proyecto y entonces opinemos.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado