Los misterios de la LMB

Aunque la Liga Mexicana de Beisbol prefiere no darlo a conocer públicamente, la subasta de peloteros del próximo miércoles será ya la tercera desde que terminó la temporada y es para tratar de recuperar algo de lo mucho que debe la franquicia Bravos de León al viejo circuito.

Personas que saben cómo está el problema dicen que esta franquicia, que apenas regresó a la LMB en 2017, debe alrededor de 25 millones de pesos en cuotas a la liga, gastos de la academia Alejo Peralta y otros conceptos, por lo que sus jugadores quedaron en poder de la LMB y los está tratando de vender al mejor postor.

Pero ese no es el problema…

El caso es que cuando cuatro equipos pidieron permiso para ausentarse de la temporada 2019 (era un hecho que León no iba a participar) automáticamente devaluaron a todos los peloteros de la LMB porque ahora son menos equipos (12) y más jugadores.

Y al mismo tiempo, esos elementos de León, que pudieron haber sido interesantes para algunos conjuntos, ya no lo son porque mediante el draft que se llevará a cabo en la asamblea del 11 de diciembre en Las Vegas, les llegarán “gratis”… y a quien le dan pan que llore.

LAS SUBASTAS

Aunque quizás nadie recuerde una subasta de peloteros en la LMB, el reglamento lo contempla y las de 2018 ha trascendido a través de columnas en las últimas semanas, pero no han sido tratadas abiertamente por la liga (sus razones tendrá).

En la primera de ellas no hubo compradores y fue hasta la segunda cuando los Toros de Tijuana adquirieron al lanzador Mitch Lively en 20 mil dólares. Incluso hubo quienes criticaron a los astados por “abusivos” al pensar que la operación era en prejuicio de los Bravos, cuando realmente le estaban haciendo un favor a la liga.

Si el precio de 20 mil dólares les parece barato, es porque los extranjeros van y vienen en nuestro beisbol y no son tan caros como un pelotero nacional de calidad. Se estima que un jugador de primer nivel (que triunfe en verano e invierno) podría tener un valor de un millón de pesos en el mercado.

Asimismo el valor de los peloteros fluctúa según la época del año. El invierno es la peor para vender porque hay mucha oferta. Cuando se acerca la temporada y los equipos necesitan urgentemente un elemento es cuando el valor de los deportistas aumenta. Y qué decir durante la temporada… es cuando son más caros.

La tercera subasta, pactada para este miércoles, se espera solitaria por la razón mencionada anteriormente, es decir, la devaluación de los peloteros. Mucha oferta y poca demanda.

EL DRAFT DE LAS VEGAS

Precisamente en la ciudad del juego, Las Vegas, se hará el sorteo de jugadores de los cuatro equipos que pidieron permiso para no participar en la edición 2019 de la LMB. Será el 11 de diciembre en el marco de los Winter Meetings, evento que organiza la MLB para ellos y sus afiliados.

El sistema de selección será en base al standing global de las temporadas 2018 y se dice que algunos elementos que todos pensaríamos estaban en Puebla, ya se encuentran bien guardaditos en Monclova. Tal es el caso de Romario Gil o Enrique Oquendo, dos lanzadores de calidad que terminaron con los emplumados pero que ya no los vamos a encontrar ni con lupa en el próximo draft.

Los que si se quedaron “completitos” fueron los Rieleros de Aguascalientes, pues el equipo llegó a la asamblea de Morelia con posibilidades de participar en la siguiente temporada y decidieron unirse a la ola de clubes que pararán por un año. Ya no pudieron recuperar algo de dinero vendiendo a sus estrellas.

En esas filas están Saúl Soto, Tony Campana, Michael Wing, Néstor Molina, José Vargas, Ricky Alvarez, Marc Flores, Anthony Carter, Francisco del Rosario y Ryan Kussmaul, entre otros. Buen material para los otros clubes… y gratis.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado