Un calendario interesante

Si este miércoles prospera la propuesta de empezar la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol el 4 de abril y terminar el 29 de septiembre (incluyendo la Serie del Rey), todos los equipos tendrán aseguradas 10 series de fin de semana en casa y también enfrentar cuando menos una vez a equipos de la zona opuesta.

Como se los adelanté el lunes, los presidentes de la LMB tienen en sus manos una opción muy interesante que deberán votar en la asamblea que se realizará en Morelia este 7 de noviembre.

Este plan incluye temporada de 120 juegos, a dos vueltas, y no se interpone con el inicio de la Liga Mexicana del Pacífico, algo que tenía muy preocupados a los directivos de la pelota invernal. En semanas pasadas se manejó la posibilidad de jugar hasta noviembre, lo que significaba un gran dolor de cabeza para la LMP.

De los 120 encuentros propuestos 90 serán entre rivales de división y 30 ante conjuntos de la otra zona. Las series interzonas empezarían el 24 de abril.

Luego de una inauguración en la que están involucrados los equipos campeones de 2018 (Yucatán y Monterrey) la primera serie sería así: Rieleros en Sultanes, Durango en Tijuana, Saltillo en Laredo y Laguna en Monclova (zona Norte). En el sur jugarían Campeche en Yucatán, Tabasco en Tigres, Puebla en Diablos y Oaxaca en León.

Como pueden ver, queridos amigos, hasta hoy TODOS los equipos se mantienen en la LMB, sin cambios de plaza o franquicia.

En la serie dos, Tijuana estaría en Aguascalientes, Sultanes en Durango, Monclova en Saltillo y Laredo en Laguna. En la zona Sur van Tigres en Campeche, Yucatán en Tabasco, México en Oaxaca y León en Puebla.

EL CONVENIO CON MLB

Aunque quizás YA llegaron a un acuerdo con las Ligas Mayores en cuanto a los porcentajes que se pagarán por la compra-venta de peloteros mexicanos a equipos de Ligas Mayores, lo más probable es que ese anuncio se haga en las reuniones invernales que este año serán en Las Vegas del 9 al 12 de diciembre.

Como lo adelanté hace más de una semana, el jugador podría tomar el 100 por ciento del dinero que se pague por él y los equipos serían compensados hasta con un 35 por ciento extra de esa cantidad. Algo parecido a lo que pasa en Japón y Corea.

La gran duda seguirá siendo: ¿Se abre el mercado o se cierra exclusivamente a la LMB.

¿DE QUIEN ES LA SELECCIÓN MEXICANA?

La medalla de oro conseguida por México en el Mundial sub 23 efectuado la semana pasada en Colombia fue mucho más que una sorpresa, sobre todo para los directivos, tanto de la Federación Mexicana de Beisbol como para la LMB, que tiene como meta “apropiarse” de la marca “selección nacional”.

No hay nada de malo con querer convertir algo que no existe en un área de negocios que puede arrojar dinero o cuando menos buena imagen.

El problema es que los muchachos que fueron a representar a México hablan de las carencias que vivieron y el poco apoyo de los hombres de pantalón largo.

Fabricio Macías, quien pertenece a los Piratas de Pittsburgh, comentó que la selección nunca estuvo completa hasta un día antes de empezar a jugar. A él le hablaron y primero le dijeron que sería preseleccionado. Cuatro días antes de viajar le avisaron que estaba en la selección.

Aseguró que fue la Liga Mexicana la que les habló a los jugadores para convocarlos, no la Federación y que les prometieron un premio si ganaban medalla de oro o plata… ese premio no ha llegado.

Por eso mi pregunta: ¿quién es el dueño de las selecciones nacionales de beisbol?

Porque también existe la organización llamada Team México Baseball, a quien ya una o varias veces acudieron en el pasado “para sacar al buey de la barranca” sobre todo en aquel evento Premier 12 que se jugó en Japón y que ante la renuencia de las ligas profesionales de prestar a sus jugadores, echaron mano de los famosos “mexicoamericanos” que hicieron un tremendo papel.

A partir de ese momento comenzó la era de los jugadores de dos nacionalidades que, sin duda, le ha dejado mucho dinero a más de un promotor.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado