Mucho bla, bla, bla

La presencia de Jorge Pérez, representante de la MLB en México, causó expectativa durante un par de inauguraciones en la Liga Mexicana del Pacífico el pasado fin de semana, pero al final todo quedó en sólo un mensaje que cada quien interpretará como quiera.
En la lucha para que la Liga Mexicana de Beisbol (la de verano) no se extienda hasta noviembre en 2019 y con ello perjudique sobremanera la temporada 2019-20 de la LMP, Omar Canizalez y directivos que lo acompañan se han movido con cautela, pero con paso firme.
Primero fueron hasta Oaxaca “a agradecer” a Alfredo Harp Helú el donativo para los damnificados por las lluvias en Sinaloa y, ahora, se hacen acompañar de Jorge Pérez y Juan Francisco Puello Herrera, presidente de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe, organismo que reúne a las principales ligas invernales de la región, Venezuela, República Dominicana, México y Puerto Rico.
Pero luego de ver sus declaraciones llego a la conclusión que si la LMB se aferra a su idea de irse hasta noviembre con su calendario 2019, nadie se los podrá impedir.
Y no con ello estoy a favor de la medida, sólo saco conclusiones personales.
Pérez comentó que “confía en la buena voluntad de ambas partes para que lleguen a un arreglo”. Y Puello Herrera dijo que si era necesario, ellos ayudarían a la LMP a tener jugadores suficientes para su torneo.
La verdadera arma que tiene la MLB para “convencer a la LMB de no alargar su temporada” es el convenio de compra-venta de jugadores que está en trámite. Si los gringos le “cierran la llave” a los directivos de la liga de verano le pegarán donde más duele: en el bolsillo.
Y la culpa fue de los mismos directivos que abrieron las puertas a los norteamericanos en 2017 cuando agarrados de la greña por el caso de los jugadores “mexico americanos” les pidieron que fueran jueces del caso. Y a partir de ese momento se sintieron con la necesidad de seguir influyendo en el beisbol mexicano al grado de suspender la venta de jugadores provenientes de la LMB.
Como quien dice: “no tuvo la culpa el indio, sino el que lo hizo compadre”.
¿Pero le interesará a la MLB la salvación de la LMP?
En síntesis, ha faltado un personaje capaz de servir como un “enlace de cordialidad” entre ambas ligas. Los mayores de 50 años quizás recuerden la figura de Henry Kissinger, un asesor del gobierno de Estados Unidos que fue capaz de entablar relaciones amistosas con la Unión Soviética en plena “guerra fría” o procurar el fin de la guerra de Vietnam.
Kissinger fue tan destacado con su diplomacia que recibió el Premio Nobel de la Paz. Se necesita una figura de buena voluntad en el beisbol mexicano para que las dos mejores ligas profesionales en nuestro país salgan fortalecidas de este altercado.
MULTIMEDIOS CELEBRA
Con la ausencia de Pepe Maiz y Willy González, funcionarios de Multimedios celebraron el campeonato de los Sultanes con un partido de softbol en el Palacio Sultán el domingo pasado por la mañana.
Don Francisco González y sus hijos se hicieron presentes acompañados de periodistas de su canal como el arquitecto Héctor Benavides, Josué Becerra, Joel Sampayo y algunos patrocinadores. Se enfrentaron a un equipo de aficionados y ganaron 6-5.
Ya que hablamos de los Sultanes, se dice que el ya de por sí trabuco regio podría convertirse en un acorazado insumergible porque algunos de sus peloteros extranjeros buscan su nacionalización para jugar como mexicanos. Entre ellos se mencionan al dominicano Wirfin Obispo, al norteamericano Nick Struck (casado con una mexicana) y al cubano Yadir Drake. Ellos se sumarían a Chris Roberson y Anthony Vásquez, que ya juegan como nacionales.
Si estos movimientos se concretan, los Sultanes se convertirán en las Nacional Unidas o la Torre de Babel.
BEISBOL INFANTIL PARA TODOS
Luego de que en Baja California los padres de familia fueron al congreso a pedir la destitución del presidente de la Asociación de Beisbol, en Monterrey también se está sintiendo un movimiento que quiere transparencia en el manejo del beisbol infantil y que se le permita a los niños participar libremente en los torneos de invitación.
Oswaldo Ángel Lorenzo, conocido como “La Guagua”, levantó la voz en redes sociales indicando que a su academia independiente no la dejan participar en eventos de invitación organizados por ligas de Nuevo León.
La respuesta de la gente no se hizo esperar (todo está publicado en el Facebook de Hitazo, por si lo quieren corroborar) y mencionan caso muy importantes que se deben investigar.
Una de las mejores exposiciones la hizo Laura Zúñiga, esposa de Oswaldo, cuando una persona le preguntó por qué no se afilian al sistema Williamsport:
“No se busca afiliarse a Williamsport, lo que se busca es que cuando haya torneos o buscamos juegos de exhibición, podamos concretarlos, pero siempre se recibe la misma respuesta, no podemos jugar, porque está "prohibido".
“En los torneos que son a beneficio tampoco nos permiten participar, cuando se supone que el objetivo es el ayudar.

“Sí, se cobra (en la academia), por un servicio que se da, y créame, todo el que paga recibe la misma calidad y cantidad de trabajo, algo que si usted participa dentro de una liga, sabrá que no es así. Hemos visto crecer muchos niños y desarrollarse dentro del beisbol, niños que no eran tomados en cuenta dentro de su liga. Se sorprendería de lo mucho que evolucionaron, niños que sus papás fueron amedrentados en sus ligas por llevarlos a nuestros entrenamientos; es como si la SEP lo castiga por llevar a su hijo a clases de apoyo de matemáticas, porque usted quiere verlo mejorar, así de ridículo es el asunto. Usted sólo busca que su hijo mejore ¿qué hay de malo con eso?

“Y podría seguirle explicando y hacerle de su conocimiento muchas cosas, que al final repercute sólo en una... No se dan cuenta que Oswaldo Ángel Lorenzo López es un padre de familia, que tiene hijos que dependen de él, y que al cerrarle las puertas sólo por qué hace bien su trabajo y atiende a todos (y subrayo… a todos) eso le molesta a alguien. Tanto como para decir: "No le den trabajo en ninguna liga".
Así andan las cosas en Monterrey.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado