Pitcheo de Yanquis: espectacular

NUEVA YORK - El arsenal del bullpen de los Yanquis, con su material para provocar swings en blanco, fue visto como uno de los fuertes del equipo en el 2017. Debe de ser así otra vez este año, dominando a los contrarios de la Liga Americana ahora dirigido por el nuevo manager Aaron Boone.

Todo ese fuego debe de ser bien útil, ya que Boone espera con contar con un lineup capaz de brindarles muchas ventajas al cerrador cubano Aroldis Chapman y sus compañeros del relevo.

Recientemente en el Yankee Stadium, Dellin Betances expresó que estaba bien emocionado por la llegada al Bronx desde Miami de Giancarlo Stanton, Jugador Más Valioso reinante de la Liga Nacional. El derecho de ascendencia dominicana ve el 2018 como un reto, el momento para demostrar que puede recuperarse de los problemas de control que interrumpieron la última parte de su 2017.

"Creo que soy mucho mejor de lo que indican los números", dijo Betances. "Muchos equipos van a tratar de vencernos este año, pero estaremos listos. Estuvimos bien cerca. Creo que (el 2018) va a ser un gran año para nosotros".

EL BULLPEN DE LOS YANKEES AHORA MISMO
Aroldis Chapman, LZ (closer)
David Robertson, LD
Dellin Betances, LD
Chad Green, LD
Tommy Kahnle, LD
Chasen Shreve, LZ
Adam Warren, LD

FORTALEZA DEL RELEVO
Puro fuego. Los relevistas de los Yankees poncharon a 653 bateadores en el 2017, un récord del equipo. También establecieron una marca de Grandes Ligas con 10.92 ponches por cada 9.0 entradas. Betances y Green se convirtieron en el séptimo dúo de relevistas de todos los tiempos en registrar al menos 100 ponches cada uno, a la vez que Chapman tuvo la mayor velocidad promedio en su recta con 100.2 millas por hora.

LA INTERROGANTE
¿Podrá Betances refinar su mecánica? Perdió toda relevancia durante la postemporada, con Kahnle el señalado para salvar a los Yankees tras el descontrol del primero. Betances afirma que se está enfocando en el comando de su recta durante sus entrenamientos en la República Dominicana. Al final del año pasado, Betances dependió demasiado de los pitcheos rompientes cuando perdió el control de la bola rápida.

LO QUE PODRÍA CAMBIAR
Con bastante profundidad en el bullpen, los Yanquis podrían canjear a Robertson para fortalecer otros aspectos del roster y, al mismo tiempo, mantenerse por debajo del límite de 197 millones de dólares en su nómina para evitar el impuesto de lujo. Robertson ganará 11.5 millones en el 2018 y será agente libre después de dicha temporada. Sin embargo, viene de una excelente campaña y sería el sustituto perfecto de Chapman en caso de una lesión u otra cosa con el cubano. Recuerden que Chapman tuvo un trecho de inconsistencia que por un tiempo le costó el puesto de cerrador en medio del 2017. Además, la disposición de Robertson de lanzar en cualquier rol es un atributo bien positivo.

(Las Mayores)

 

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado