Carrera renovada

Tijuana, B.C. (TorosDeTijuana.com-Armando Esquivel) 27 de junio.- Hace unos meses, cuando el 2017 llegaba a su fin, la intención de frenar un año e incluso hasta el retiro del beisbol, fueron dos de las opciones que pasaron por la mente de Maxwell León, quien luego de siete temporadas en la Liga Mexicana de Beisbol, llegó a imaginar que su carrera se encontraba en un callejón sin salida.

Llegó el 2018 y el nuevo año fue una luz al final del túnel que poco a poco se fue aclarando y haciendo grande y más fuerte para el pelotero que hoy cumple 35 años, ya que los fantasmas de un retiro temporal o permanente del beisbol, se desvanecieron con la nueva oportunidad que representó la invitación de Toros de Tijuana a la pretemporada 2018 que se desarrolló entre febrero y marzo en Tucson, Arizona.

Para el nacido en Ciudad de México, regresar a sentir el calor y recorrer las calles de la ciudad estadounidense fue volver a abrir el baúl de los recuerdos y revivir sus épocas de colegial, cuando estudiaba la preparatoria en esta urbe del Sur de Arizona.

Su esfuerzo, trabajo y dedicación han hecho que Maxwell León le haya dado la vuelta a la página para escribir un nuevo capítulo exitoso en camino a revivir su carrera y resurgir como uno de los peloteros mexicanos más importantes en la LMB.

Sus números hablan por sí solos y su rendimiento no ha pasado desapercibido por los aficionados, ya que el bateador ambidiestro fue elegido para ser uno de los cuatro jugadores de Toros de Tijuana que participarán en el Juego de Estrellas que se celebrará el viernes 29 de junio en el estadio Kukulcán de Mérida, Yucatán.

"Estoy muy contento, más que nada porque después de los años difíciles que había tenido en Campeche, pensando en dejar de jugar beisbol un año o en el retiro inclusive, viene la oportunidad de venir y hacer el equipo con Toros de Tijuana y ahora jugar el Juego de Estrellas pues que te puedo decir, sólo que estoy muy agradecido con la organización", comentó al finalizar la primera práctica de pretemporada de cara al segundo torneo del 2018.

Para el hijo de la leyenda Maximino León, está será su segunda participación en un duelo estelar, ya que en la campaña 2012 representó a Sultanes de Monterrey.

En el primer torneo del 2018, León bateó para .340, porcentaje que fue el segundo más alto en su carrera en LMB y el mejor desde el .341 que acumuló en la temporada 2011.

El jardinero, que en 2018 también fue utilizado como parador en corto, mejoró notablemente de un año al otro, ya que en 2017 con Piratas de Campeche apenas pudo batear para .269 y unos meses después cerró el primer torneo corto con el ya mencionado .341.

"Trabajar toda la pretemporada en Tucson con Óscar Robles fue parte muy importante; ajustar algunos pequeños detalles hizo que nos enfocamos en ver mejor la pelota, ser más paciente y creo que eso más que nada me ayudó a mejorar bastante este año a la ofensiva", agregó.

Al final, la decisión de Maxwell León fue la correcta y supo aprovechar la oportunidad que le brindó Toros de Tijuana en un nuevo amanecer para una larga carrera que ha llegado a la etapa de madurez.

"Creo que la madurez que adquiere uno como jugador con el paso de los años fue lo que me ayudó a tener una buena temporada", concluyó.

Ahora, para el capitalino es momento de celebrar, porque el beisbol siempre ofrece a oportunidad de volverlo a intentar año con año y todos los días. Hoy Maxwell León festeja su participación en el Juego de Estrellas y su cumpleaños número 35.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado