Noche de casos especiales

La noche del martes no fue apta para apostadores, ya que varios equipos "favoritos" mordieron el polvo y además, se dieron casos especiales que vamos a enumerar en este momento.

Dos lanzadores considerados "titulares" en sus equipos, pero que no habían podido ganar un sólo juego, lo lograron anoche.

Daniel Guerrero (1-7) se combinó con relevistas para pintar de blanco a los Tigres. Además, le quitó lo invicto a Henderson Alvarez (5-1). Guerrero empezó la temporada con Oaxaca y dejó récord de 0-6 antes de cambiar a Tabasco.

Por cierto, fue la segunda blanqueada del pitcheo tabasqueño y los únicos clubes que no han blanqueada a nadie son México, Campeche y el Unión Laguna.

Otro caso similar al de Guerrero fue el de Frankie de la Cruz (1-6), quien luego de seis derrotas, logró su primer triunfo ante Monclova.

De la Cruz fue el mejor lanzador de Saltillo en 2017, con marca de 11-4 en ganados y perdidos, pero en el presente año no se le han dado las cosas.

A pesar de todo, su equipo lo ha mantenido en el roster, aunque con una visita al cuerpo de relevistas.

Yuniesky Betancourt entró al libro de los récords al batear de 6-6 en una victoria del "colero" Oaxaca ante sus hermanos mayores, los Diablos Rojos.

En este 2018, sólo Alonzo Harris, de los Tigres, lo había logrado.

Golpe duro para los pingos que no tenían presupuestada esta derrota, como tampoco los Sultanes ante Unión Laguna.

El que no pudo sacudirse la mala racha fue Dos Laredos, que sumó ya nueve descalabros seguidos. Ni la llegada de Félix Fermín (que no ha podido sumar) ha resuelto el problema de los Tecos, que a pesar de todo siguen siendo el quinto mejor cuerpo de lanzadores de la LMB en promedio de efectividad.

Por cierto, anoche debutó también Luz Alicia Gordoa, primera ampayer profesional en la LMB. Ojo, no es la primera que lo hace en el beisbol profesional, ya que en la ANABE hubo dos "mujeres de azul" en los partidos de los Norteños en Monterrey.

Así las cosas, cuando faltan 11 partidos solamente para que termine la campaña, las zonas se comienzan a apretar y los aficionados a cruzar los dedos para que sus equipos alcancen cuando menos el juego de comodín.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado