¡Que no cunda el pánico!

Nadie esperaba esto, mucho menos sus fanáticos. Pero sí, los Dodgers de Los Ángeles, el equipo que se quedó a una victoria de ganar la Serie Mundial el año pasado, el club que triunfó 104 veces en el 2017, la novena a la que hace apenas nueve meses Sports Illustrated se refería como "el mejor equipo de todos los tiempos", han tenido el peor inicio imaginable. El viernes amanecieron con récord de 16-21 y a ocho juegos del primer lugar en la División Oeste de la Liga Nacional.

A los Dodgers les ha salido todo mal. Clayton Kershaw está en la lista de lesionados, Corey Seager fuera toda la temporada, Kenley Jansen tiene efectividad de 4.02 y el mejor bateador del club en estos momentos podría ser Matt Kemp.

Para colmo de males, los D-backs han tenido un arranque fantástico y tienen el mejor récord de la Liga Nacional en buena medida porque han dominado a Los Ángeles, a quienes les han ganado ocho de 12 encuentros.

¿Es hora de que los fanáticos de los Dodgers entren en pánico? No, no es momento de temer, hombres de azul: los Dodgers van a estar bien. Por las siguientes razones:

  1. 1. Empiezan a entrar en salud
    Seager no va a regresar, pero el resto sí. El cubanoYasiel Puigvolvió el miércoles. Justin Turner, el corazón y alma del club que se fracturó la muñeca izquierda en la primavera, espera volver entre el 18 y el 20 de mayo en Washington. Logan Forsythe debe de regresar en una semana. Y Kershaw empezó a soltar el brazo el miércoles y cree que puede estar listo para finales de mes. Además, Hyun-Jin Ryu y el mexicano Julio César Urías deben de estar de regreso después de la pausa del Juego de Estrellas.
  1. 2. Están bateando más de lo que sugiere su producción
    Los Dodgers han anotado un total de 163 carreras, suficiente para estar en el medio de la tabla de Grandes Ligas de ese departamento, pero eso es más un asunto del mal momento de los batazos, porque a nivel individual no han estado tan mal. Casi todos los titulares tienen un OPS+ de 100 o mayor -- 100 representa el promedio- y Kemp y el cubano Yasmani Grandal, en particular, se han visto excelentes.

Y como es usual, tienen profundidad, con bateadores sólidos en todas partes. En algún momento eso empezará a rendir dividendos y los hits comenzarán a caer en el orden adecuado.

  1. 3. La rotación, por fortuna, también tiene suficientes piezas
    Esta siempre ha sido la bala mágica de los Dodgers, esa tremenda profundidad. En la rotación tienen todo tipo de opciones, incluso con Kershaw y Ryu fuera.Rich Hillestá de vuelta, Kenta Maeda y Alex Wood han lucido sólidos, Ross Stripling ha encajado bien y Walker Buehler es un potencial as.
  2. 4. Han anotado más carreras de las que han permitido
    No muchas veces se ve a un equipo con cinco juego por debajo de .500 tras sólo 36 compromisos con un diferencial positivo de carreras, pero ahí es donde están los Dodgers: Han anotado siete rayitas más de las que han permitido, y su récord pitagórico es de 19-18. Y recuerden, eso es con todos los jugadores que se han ausentado por lesión.
  3. 5. Jansen está encontrando el carril
    En sus últimas siete presentaciones, Jansen ha permitido una carrera limpia y seis hits con dos boletos y seis ponches. Y el miércoles le pasó por encima a los Diamondbacks, consiguiendo el salvado con apenas nueve pitcheos. La velocidad sigue un poco baja, pero está mejor que al principio de la temporada. Jansen estará bien. Ya lo está, de hecho.
    1. El jueves comenzaron un trecho de siete juegos vs. Rojos y Marlins
      Eso siempre ayuda.
    2. 7. Siguen teniendo la mayor asistencia en Grandes Ligas
      Ese ha sido el caso en los últimos seis años. El mal comienzo no ha hecho que los fanáticos se desanimen.
    3. 8. Los sistemas de proyecciones siguen queriéndolos
      De acuerdo con los cálculos de Fangraphs, y a pesar de estar a ocho juegos del primer lugar, los Dodgers siguen teniendo 36.6% de posibilidades de ganar la División Oeste de la Nacional y 58.8% de probabilidades de llegar a la postemporada. Los D-backs, pese a su gran comienzo, tienen 43.4% de posibilidades de ganar la división. Los Dodgers están al acecho, y los números lo demuestran.
    4. 9. Si lo necesitan, pueden salir a buscar ayuda.- Hay mucha gente que afirma que los Dodgers no van a buscar a Manny Machado porque quieren mantenerse bajo el límite del impuesto al lujo. Incluso si eso es así, ésta sigue siendo una directiva activa que ya demostró el año pasado, con el cambio de Yu Darvish, por no hablar de Tony Watson y Tony Cingrani, que sabe cómo conseguir refuerzos rápidos. Los Dodgers nunca se van a quedar dormidos en los laureles. 
    5. 10. En serio, Turner ya va a volver.- Turner ha sido el evidente líder en el clubhouse de Los Ángeles desde que llegó a los Dodgers. Es el corazón del equipo y no ha jugado un solo encuentro este año. Pero está por regresar. L.A. ha tenido un inicio tan malo como cualquiera podría imaginar. Pero los Dodgers van a estar bien. Siempre lo están.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado