¿Stanton? ¿Judge? ¡No! Gregorius

Cuando todos pensábamos que Giancarlo Stanton y Aaron Judge "cargarían" a los Yanquis en esta temporada 2018, resulta que es el short stop Didi Gregorius quien saca la delantera hasta el momento con 10 jonrones y 30 carreras producidas.

Gregorius pegó un cuadrangular solitario en el décimo inning y Nueva York ganó su séptimo juego al hilo el viernes al derrotar por 4-3 a los Angelinos de Los Ángeles, que perdieron a la sensación del equipo, Shohei Ohtani, por una lesión en el tobillo.

Gregorius sacó una recta de Blake Parker (0-1) por la derecha para alegría de los aficionados de los Yanquis presentes en el Angel Stadium. Fue el décimo jonrón de Gregorius esta temporada y el primero a domicilio.

Stanton lleva cinco vuelacercas y 15 producidas; Judge 7-17 y Gary Sánchez 6-21, entre los mejores aporreadores de los Yanquis. Los Mulos de Manhattan han ligado siete victorias y ya están a sólo tres juegos de Boston, el equipo líder de su división que empezó la campaña de manera extraordinaria. Luego viene Toronto a cinco de distancia, Tampa Bay (que también ha ligado siete triunfos) a 7.5 y en el fondo los Orioles de Baltimore a nueve juegos de la cima.

En el partido de ayer, Ohtani conectó un vuelacercas en una recta al diamante en el segundo episodio, pero abandonó el diamante luego de intentar vencer un roletazo en el quinto. De un modo extraño, evitó una posible colisión con el primera base de los Yanquis Neil Walker en esa jugada. Entró en la lista de bajas por un día con un esguince leve en el tobillo izquierdo.

Los Yanquis forzaron las entradas extra en el noveno cuando el bateador emergente Brett Gardner remolcó al dominicano Gary Sánchez en un elevado de sacrificio ante el cerrador Middleton.

David Robertson (1-1) ganó con un noveno inning perfecto, y el cubano Aroldis Chapman fungió como cerrador en el décimo para su quinto salvamento. La derrota fue al registro de Parker tras admitir un hit y un inning en una labor de una entrada.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado