"Eso ya te lo pagaron"

Jugar sólo 60 partidos en 2020 significa que los peloteros de Ligas Mayores sólo recibirán esa parte proporcional del sueldo pactado por una campaña normal de 162 encuentros.

En pocas palabras, un poco más del 30 por ciento de sueldo anual.

Después de que el inicio de la campaña se pospuso por la crisis de salud, las Mayores y el sindicato de peloteros llegaron el 26 de marzo a un acuerdo que contemplaba un adelanto de 170 millones de dólares por parte de los clubes a los peloteros, por concepto de salario, durante los primeros 60 días de la campaña.

Para 11 peloteros esa cantidad recibida es igual o mayor a lo que ganarían por todo el calendario.

Grant Dayton, pitcher de Atlanta, recibió 286 mil 500 dólares; Jimmy Nelson, lanzador de los Dodgers, y Jonathan Holder, relevista de los Yanquis, (277.778 dólares cada uno); el dominicano Erik González, de Pittsburgh, y Andrew Knapp, cátcher de los Filis (262.943); el pitcher Jharel Cotton, de los Chicago Cubs (237.037); los lanzadores Collin McHugh, de Boston, Ross Stripling, de los Dodgers, y Jesse Hahn, de Kansas City (222.222), y el serpentinero dominicano Freddy Peralta, de Milwaukee (575.200).

Cada uno de los casi 480 jugadores con los llamados contratos “directos”, que contemplan un salario único, obtuvieron 286.500 dólares. Los 769 peloteros con contratos “divididos”, que tienen un salario más bajo en las ligas menores --generalmente un grupo más joven que no es elegible para el arbitraje-- recibieron 16.500, 30.000 o 60.000 dólares, dependiendo de su nivel de paga en sucursales.

Dayton, quien ha pasado parte de tres campañas en las Mayores, tiene un contrato por un año y 655.000 dólares. Su salario prorrateado para la campaña abreviada será de 242.593 dólares, suponiendo que la pandemia no cause que más juegos se cancelen.

El grupo no tendrá que devolver efectivo alguno, puesto que el acuerdo alcanzado en marzo señala: “En caso de que haya una temporada por el campeonato de 2020, cualquier cantidad adelantada a peloteros individuales que no pueda ser recuperada por los clubes mediante deducciones de la nómina durante la campaña por cualquier motivo debe ser reembolsada a los clubes a partir del Fondo de Impuesto Internacional al concluir la temporada”.

Ese fondo es dinero que se cobra a los equipos cuando exceden los bonos para contratar a cotizados peloteros amateur de América Latina.

“Tenemos la bendición de recibir más dinero que el monto prorrateado”, dijo Dayton.

#hitazo

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado