¿Habrá perdón para los Astros?

Los Astros de Houston fueron condenados y sancionados por robar señales de manera prohibida y se esperaba que la temporada 2020 sería para ellos un infierno en la tierra.

Con la distracción del coronavirus y una mini temporada de apenas 60 juegos... ¿seguirán los rivales y el público molestos con ellos?

El dueño de los Astros, Jim Crane, quien despidió al mánager AJ Hinch y al gerente general Jeff Luhnow el invierno pasado después de que el Comisionado Rob Manfred suspendiera a ambos por una temporada como penalización por sus papeles en el escándalo, espera que las cosas mejoren esta vez.

"Rompimos las reglas", dijo Crane el miércoles. "Nos castigaron. Aceptamos el castigo e hicimos lo que hicimos. Dejamos ir a dos de nuestros tipos clave".

"Creemos que lo hemos manejado adecuadamente", continuó. "No estoy contento con toda la situación. Tenemos que aceptar lo que hicimos. Somos responsables y hablaré con los jugadores al respecto una vez más y con suerte podemos pasar de eso y asegurarnos de que no vuelva a suceder".

Los Astros estaban casi seguros de enfrentar multitudes hostiles en cada viaje por carretera este año y sabían que escucharían aún más gritos cuando comenzaran a jugar partidos. Pero eso podría no ser un problema ahora que la pandemia de coronavirus ha forzado una temporada más corta que, al menos, comenzará sin fanáticos en los estadios.

El nuevo manager, Dusty Baker, un respetado veterano de la MLB, ayudó al equipo a navegar la reacción al escándalo durante el primer entrenamiento de primavera, que se detuvo el 12 de marzo debido al virus. No sabe si las circunstancias que cambiaron desde entonces harán que sea más fácil seguir adelante.

"No estoy realmente seguro hasta que lleguemos allí", dijo Baker. "Estas son todas aguas desconocidas. Ninguno de nosotros había pasado por esto antes en el entrenamiento de primavera, las emociones que estaban ahí afuera".

El comisionado Rob Manfred abordó el tema de los Astros siendo golpeados intencionalmente por lanzamientos como un medio de represalia esta primavera, diciendo que era "realmente peligroso" y no será tolerado.

A pesar de su advertencia, los Astros aún podrían verse afectados cuando comience la temporada por aquellos que no han superado lo que hicieron.

Pero por ahora, los Astros no pueden preocuparse por lo que podría suceder, por lo que simplemente intentarán mirar hacia el futuro. Y aunque Crane es optimista, podrán avanzar, él sabe que el escándalo persistirá y se cierne sobre su equipo.

"Esta historia continuará durante mucho tiempo y siempre se discutirá", dijo. "Y es desafortunado que estuviéramos justo en el medio de eso y no estoy contento y me he disculpado en numerosas ocasiones. Debería no haber sucedido... lamentamos haberlo hecho. Nos hemos disculpado con los fanáticos. Solo queremos ir a jugar beisbol ahora".

#hitazo

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado