Flores aportará poder para Tecos

Los zurdos de poder -y que jueguen como mexicanos- no son muy comunes en la Liga Mexicana. Rudy Flores ha impresionado tanto a la directiva de los Tecolotes que lo tienen contemplado como el primera base titular para el arranque de temporada de la LMB 2019.

Flores, de 28 años y nativo de Corpus Christi, Texas, llega a la organización como agente libre luego de siete años en las divisiones menores de los Diamantes de Arizona.

Jugando para los Generales de Jackson (Doble A), el texano fue convocado al Juego de Estrellas de la Southern League en 2017 y 2018.

El año pasado, en clase doble A, sumó 17 jonrones, con 75 producidas, 25 dobletes y tres triples. Su talón de Aquiles es que se poncha mucho: fueron 124 chocolates en 126 encuentros.

En invierno, el también outfielder acumula un average global de .328 en tres temporadas con el equipo venezolano Bravos de Margarita, equipo con el que acumula cinco vuelacercas y 28 carreras impulsadas desde la campaña 2016-17.

Se contempla que Rudy Flores sea el primera base de los Tecos, con Juan Martínez en segunda, Tito Valenzuela en el short, Josh Rodríguez en tercera y la dupla de Arturo Rodrífuez y Luis Flores tras el plato.

En los jardines tendrán a Domonic Brown, Johnny Davis, Leó Germán y Roberto López (uno de ellos tendrá que esperar oportunidad).

El designado es Balbino Fuenmayor, quien ha sido de los extranjeros más constantes del equipo en los últimos años. También está Amaury Cazaña, que juega como mexicano.

Respetando las decisiones finales del manager Félix Fermín, el rol de abridores sería con Sergio Mitre, José Oyervidez, Cesilio Pimentel, Omar Bencomo y Ken Sigman, de quien se oyen cosas buenas luego de ser dejado libre por los Sultanes el año pasado.

Pedro Rodríguez, Mike Devine y el zurdo Luke Heimlich (si la LMB le da permiso de jugar) son otros extranjeros que buscan un sitio en el equipo.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado