Ozzie: el mago que llegó de San Diego

 

Un 11 de febrero de 1982, hace exactamente 36 años, se llevó a cabo uno de los cambios más significativos en el beisbol de las Ligas Mayores. Ozzie Smith pasó de los Padres de San Diego a los Cardenales de San Luis a cambio de otro parador en corto: Garry Templeton.

El cambio al final no fue tan disparejo porque Templeton jugó 10 temporadas con los Padres e incluso les ayudó a ganar su primer banderín de la Liga Nacional en 1984, pero el caso es que Ozzie se convirtió en el mejor de su posición.

Smith siempre fue un extraordinario defensivo, pero sus primeros cuatro años en las Ligas Mayores auguraban que no sería tan bueno con el bat. Fue por eso que los carmelitas no quisieron pagarle lo que pedía y se realizó el cambio por un elemento que era mejor con la majagua al hombro.

El resto de la historia favorece a los Cardenales, porque en 1982 fueron a la Serie Mundial con Ozzie en plan grande. El jugador ajusto su estilo de batear y subió varias milésimas para terminar su carrera con un excelente promedio de .262, significante por lo que había mostrado al inicio de su carrera.

Osborne, como le llamaron sus padres, ganó 13 guantes de oro, fue a 15 juegos de estrellas y terminó en el Salón de la Fama como uno de los jugadores consentidos de los norteamericanos. Dejó una pila de 2 mil 460 hits y 580 bases robadas.

Aunque su fuerte no era el bateo, se dio el lujo de terminar un partido de la serie de campeonato de 1985 contra los Dodgers con un cuadrangular contra Tom Nidenfuer, el cerrador de los angelinos. Antes de ese batazo, Ozzie tenía mil 100 veces al bat sin disparar un jonrón ante pitcher derecho.

Por su lado, Templeton jugó 16 temporadas en la MLB (10 con San Diego), fue a tres juegos de estrellas y logró dos bats de plata como short stop. Sus número no le alcanzaron para el nicho de los inmortales, pero sí está en el salón de los Padres, que lo consideran uno de sus mejores paradores en corto de la historia.

Así es la vida, a veces los cambios hacen historia, y en el caso de Ozzie Smith, los Cardenales de San Luis se sacaron la lotería.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado