20 MIL PERSONAS VEN LA SERIE

La primera edición de la México Series 2019 tuvo de todo un poco, desde un jonrón conectado por mexicano a mexicano hasta un batazo descomunal que culminó el trueno que se vio en el Estadio de Béisbol Monterrey.

Para los jugadores y los directivos de los Diamondbacks y los Rockies, esta serie de dos partidos de pretemporada tuvo un balance positivo.

“Muchos fans vinieron a apoyarnos y a ellos, simplemente quiero darles la gracias”, dijo el manager del equipo de Arizona, Torey Lovullo, quien vio a su escuadra dividir los dos encuentros con Colorado.

“Fue bonito ver esa energía. De parte de nuestra organización entera, quiero dar las gracias. Fue bien especial para mí y para el resto del equipo”.

La asistencia global fue de 20 mil 118. No es una cifra abrumadora, pero tomando en cuenta el Clásico de futbol de Monterrey el sábado entre Tigres y Rayados y el hecho de ser partidos de pretemporada, no estuvo del todo mal.

Un elemento que se destacó fue el hecho de que los Diamondbacks trajeron a varias de sus figuras más destacadas, incluyendo a los venezolanos David Peralta y Eduardo Escobar y al dominicano Ketel Marte.

“Los dueños me pidieron que incluyera a algunos jugadores de nombre, de peso”, explicó Lovullo. “Mientras ponía el tema a mis pupilos uno por uno, tuve que dejar de preguntarles a los últimos, porque todos decían que sí. Se requirió de mucha creatividad y un gran compromiso de parte de los jugadores.

“Hicimos todo lo posible por traer el calibre indicado de peloteros para representar a los Diamondbacks”.

Precisamente, fueron Escobar y su compatriota Ildemaro Vargas los que aportaron la mayor ofensiva de Arizona el domingo. El batazo más destacado fue un enorme cuadrangular de Vargas que selló el triunfo de los Diamondbacks en el segundo choque.

“Es bien emocionante, ya que nosotros vinimos aquí a dar un buen espectáculo”, comentó Vargas.

El sábado, tuvieron un gran protagonismo los dos mexicanos participantes como jugadores, Roberto Ramos por los Rockies y Miguel Aguilar por los Diamondbacks. Amigos y a la vez contrincantes desde hace mucho tiempo en liga menor y en la Liga del Pacífico, hicieron noticia cuando Ramos le conectó un jonrón de dos anotaciones a Aguilar en el triunfo de Colorado.

“Estoy agradecido de tener la oportunidad de haber venido a este estadio y a mi tierra, que siempre me trae bonitos recuerdos”, dijo Ramos, quien trata de hacerse sentir en los entrenamientos de los Rockies.

NO HAY QUEJA

Al igual que en mayo pasado, cuando los Dodgers y los Padres chocaron en el Estadio de Beisbol Monterrey, hubo elogios sobre las condiciones que ofrece esta sede para juegos de Grandes Ligas.

“Fue una experiencia sobresaliente para todos nosotros. Le doy mucho crédito a MLB y a la gente de Monterrey por montar esta serie”, dijo Mike Redmond, coach de la banca de los Rockies y quien fungió como manager del equipo para estos partidos en México. “Todo fue de primera clase, desde el hotel hasta la seguridad. La hemos pasado bien y creo que fue una gran oportunidad para que algunos de nuestros jugadores más jóvenes tuvieran la experiencia de verdad de Grandes Ligas.

“Les diría a los próximos equipos que nos seguirán aquí que la van a pasar muy bien”.

Agregó el jardinero puertorriqueño de los Rockies, Noel Cuevas: “Esto de aquí no tiene nada que envidiarle a las Grandes Ligas. La logística fue increíble y todo nos hizo sentir como en Grandes Ligas.”.

LO QUE SIGUE PARA MÉXICO

Por primera vez en la historia, se programaron tres series en Monterrey para este año. Tras estos choques entre Diamondbacks y Rockies, los Rojos y los Cardenales se verán las caras aquí el 13-14 de abril, mientras que Angelinos y Astros jugarán dos partidos entre el 4 y 5 de mayo.

Además, suena el nuevo estadio en la Ciudad de México para ser escenario este mismo mes de duelos entre prospectos de los Padres de San Diego y el equipo de los Diablos Rojos del México de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado