¡Diablos vienen por todo!

Con la llegada de Alexei Ramírez, los Diablos Rojos del México ya tienen sus siete extranjeros y de ser un equipo con puros mexicanos en 2017 en la zona Norte, se han convertido en uno de los equipos favoritos para avanzar al playoff en la zona Sur, en la primera temporada corta de la Liga Mexicana 2018.

Ramírez, un cubano de 36 años con experiencia de Ligas Mayores, es un elemento utilitario que puede jugar en el infield y también en los jardines. Aunque ya no es un joven, puede catalogarse como rápido de piernas y buen chocador de bola.

Antes que él fueron anunciados los pitchers Jean Machi, Miguel Mejía, Atahualpa Severino y los jugadores David Vidal (tercera base), Carlos Corporán (catcher) y Henry Urrutia (jardinero).

Estos extranjeros se unen a una de las mejores bases mexicanas del la LMB, misma que se fue fogueó en 2017 y que quedó cerca de avanzar a la postemporada en la fuerte zona Norte. Con la llegada de los Tecolotes de los Dos Laredos en lugar del Aguila de Veracruz, los Diablos pasaron a ser parte de la zona Sur, considerada más débil y donde mandan los Leones de Yucatán y los subcampeones Pericos de Puebla.

Un cuadro tentativo para los pingos sería con Corporán tras el plato, Urrutia en primera, "Cochito" Cruz en segunda, Juan Carlos "Happer" Gamboa en el short y Vidal en tercera. En el outfield estarían Iván "Capitán" Terrazas en el izquierdo, Carlos Figueroa y sus 34 bases robadas en el central y Alexei Ramírez en el derecho. Les quedan para variaciones los mexicanos José Carlos Ureña, Julián Ornelas, Jesús Fabela, José Augusto Figueroa y si deciden conservar a Eliseo Aldazaba.

Su cuerpo de lanzadores también luce firme con Octavio Acosta (14-1), David Reyes (10-7), Arturo López (7-7), Jean Machi y Efrén Delgado. El manager Víctor Bojórquez determinarán el lugar de Luis Niebla, Miguel Mejía, Atahualpa Severino y Nathanael Santiago, quien salvó 25 juegos el año pasado.

Todavía falta que puedan convencer a Luis Alonso Mendoza, quien quedó libre de su compromiso en Japón. El veracruzano podría ser ese abridor estelar que apuntale la rotación.

No cabe duda que Alfredo Harp Helú se ha decidido a que 2018 sea su año, pues además de que las dos campañas llevarán su nombre, deberá inaugurar el Salón de la Fama que el construyó en Monterrey, el estadio de beisbol en la CDMX y como cereza en el pastel los Diablos y Guerreros de Oaxaca harán parte de su pretemporada en Cuba.

Luego de dos temporadas sin calificar, hay que tener cuidado con estos renovados Diablos Rojos del México.

 

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado