Pobres niños de oro

Nadie puede negar que los muchachos que ganaron la medalla de oro en el Mundial de Beisbol para menores de 23 años lo hicieron porque tienen la calidad para eso y más…
Lo que los directivos no pueden presumir es que hubo una planificación para lograr el máximo trofeo en el beisbol amateur en la historia del beisbol mexicano.
Fabricio Macías, quien conectó el hit que produjo las dos carreras con las que derrotaron a Japón 2-1 el domingo pasado en 10 entradas, admite que casi estuvieron solos en Colombia, sin el apoyo de la gente de pantalón largo.
“A comparación de otras federaciones, México está muy por abajo”, dijo el coahuilense, quien agregó que en cuestiones de comunicación o delegados, no había nadie que los apoyara.
“No iba nadie, iba el puro manager”, aseveró el joven de 20 años de edad.
En entrevista para el programa de radio "Beisbol y Más" que se transmite por el 660 de AM en Monterrey, Fabricio aseguró que tuvo sólo tres días para entrenar y que el equipo llevaba menos pitchers que otras delegaciones.
“Terminamos el torneo por puro orgullo”, dijo, “porque faltó mucho apoyo de la federación”.
Por esta actuación los jugadores no recibieron una compensación económica y muchos de ellos no tienen actividad en estos momentos, están en su casa porque no hubo liga invernal o porque la Liga Mexicana del Pacífico tiene 12 extranjeros por equipo.
“Se habló en el torneo que si quedábamos campeones se nos iba a dar algo y hasta el momento nada… puras felicitaciones”, dijo con un tono de decepción en sus palabras.
Fabricio fue vendido por los Saraperos de Saltillo a la organización de Pittsburgh en febrero, pero en invierno no tiene un ingreso económico. Su única alternativa será jugar los domingos en las ligas semiprofesionales de Coahuila o Nuevo León.
El chamaco del Ejido La Rosa tiene una historia de vida motivante porque a los 14 años caminaba tres kilómetros de su casa a la parada del camión para viajar a Saltillo y entrenar con el equipo.
En poco tiempo ha logrado cosas importantes, pero todo sería mejor si a este grupo de peloteros se les reconociera su logro con una retribución económica o con el premio nacional del deporte… ¿habrá un logro mayor a la medalla de oro en el Mundial sub 23?

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado