"Encogen" palacio sultán

Debido a la remodelación del estadio Monterrey y concretamente a que en la zona de bleachers se instalarán butacas, el aforo del parque bajará de 27 mil a 22 mil personas.

El coso de la avenida Manuel L. Barragán se remodela para albergar la serie entre los Padres de San Diego y Dodgers de Los Angeles, que será los días 4, 5 y 6 de mayo.

Por cierto, debido a que los Padres son el equipo local, ellos utilizarán la caseta de primera base, que a partir de 2018 será la de los Sultanes. Desde que se inauguró el estadio en 1990, los regios habían estado por la tercera base, área en la que pega el sol fuertemente por las tardes.

Ayer se dio a conocer que los boletos para la serie de ligas mayores se pondrán a la venta del 10 al 13 de febrero para las personas que compraron abonos de los Sultanes; el 14 y 15 para los que tengan la tarjeta de crédito del banco patrocinador (aún no dicen cuál) y el 16 comenzará la venta libre de boletos a través de la compañía Ticketmaster.

Los precios de los boletos no han sido dados a conocer todavía.

La directiva de los Sultanes informa que se vencieron alrededor de 8 mil localidades entre abonados y patrocinadores, por lo que restan unos 14 mil asientos para ser puestos a las órdenes del público.

Esta serie entre Padres y Dodgers es la primera que viene a Monterrey en 19 años.

Previo a este gran evento, los Sultanes arrancan la temporada 2018 de la LMB el 23 de marzo recibiendo a los Saraperos de Saltillo. Este año se modificó el sistema de competencia y se realizarán dos temporadas de 57 partidos con una final en cada una: es decir, tendremos dos campeones.

Síguenos!

Síganos!

Manténgase informado